Tucumán: La zona del pedemonte fue la más sembrada.

Los productores tucumanos utilizaron siembra directa en sus campos...

17deJuniode2005a las09:07

La utilización de soja de ciclo corto por temor a la roya, posibilitó que los campos tuvieran la humedad necesaria.

“Debido a que en Tucumán se presentaron zonas con diferentes contenidos de humedad (pero en general buenos), gracias a las precipitaciones ocurridas a partir de febrero, motivó a que las siembras con trigo fueran mejor de lo que esperábamos. Se sembró midiendo la humedad y se fue por detrás de las precipitaciones y, sobre todo, por detrás de la cosecha de soja. Como consecuencia del atraso en la recolección de esta oleaginosa, es que se demoró en muchas zonas la siembra de la gramínea invernal”, sostuvo Daniel Gamboa del Proyecto Trigo y Maíz de la Sección Granos de la EEAOC. “Este año se sembró en algunas zonas muy temprano, en otras en época y en algunas algo tarde; esto llevará, sin dudas, a que se registren en la presente campaña diferentes resultados según la fecha que se sembró”, advirtió el especialista.

Si bien es cierto que hay registros exactos, pero se estima que las precipitaciones variaron unos 6 mm por cada lluvia, con lo que “se acumuló una importante cantidad de agua estos últimos días, condición de humedad que ayuda sobre todo porque se venía de días muy calurosos con elevada evapotranspiración, que llevaban a una rápida pérdida de humedad en los suelos”, mencionó.

No hay dudas de que estas últimas lluvias frenaron esta situación desfavorable para el trigo, continúo el especialista. Este año se estima una superficie sembrada algo inferior a la del año pasado, recordando que en 2004 la misma ascendió a 200.000 hectáreas, siembra que fue muy importante para Tucumán.

Los datos definitivos estarán recién con las lecturas satelitales. Los atrasos por la falta de humedad en algunas zonas llevaron, además, a que muchos productores desistan de la siembra que habían planificado. En cuanto a las variedades de trigo este año se están sembrando más los ciclos cortos como Granivo, Klein Chajá, Gaucho del INTA o Elite; también algo de intermedio como Yatasto, Proteo y un trigo que creció bastante es el Baguette Premium de Nidera.

La siembra en Tucumán abarcó a todas las zonas, pero la que más prevaleció fue la zona pedemontana, que es donde llueve más y tiene más potencial de rendimiento para el trigo. También creció la zona este de la provincia gracias a la siembra directa. “Este año el productor entendió que hacer trigo sirve para cobertura del suelo y que, más allá de que dé o no buenos rindes, le deja un buen rastrojo y buenas condiciones para arrancar con la soja siguiente.

“Nunca el productor deja de pensar que el trigo es buen negocio ya que es un cultivo barato y le da recursos para empezar la campaña de soja”, señaló. El trigo en Tucumán se hace todo con siembra directa sobre rastrojo de soja o de maíz.

En Cruz Alta y Burruyacu creció la superficie con cultivos tempranos

“En lo que respeta a la intención de siembra, en la zona donde trabajamos aumentó la siembra temprana de trigo con respeto al año anterior, debido a que se hizo mucha superficie con soja de ciclo corto por temor a la roya, por lo que hubo campos que se desocuparon tempranamente. Esto incidió en la siembra temprana de trigo con suelos que tenían la suficiente humedad”, comentó el consultor agropecuario ingeniero Sebastián Robles Terán que trabaja con productores de Cruz Alta y Burruyacu.

“Por esa razón -agregó-, hoy pueden verse trigos bien desarrollados, incluso algunos ya macollados, con un buen estado de nacimientos y plantaciones que pueden ser promisorias si no surge algún inconveniente”.

En cuanto a variedades, el especialista dijo que “Granivo” es el trigo que más se sembró, pero aclaró que se están probando variedades de ciclo más largo para poder realizar la siemb

Temas en esta nota