Problemas por la sequía en la región triguera.

Según la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa...

Por
21deJuniode2005a las08:51

Según la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), esta situación se ve agravada por las altas retenciones, la fuerte presión tributaria y el excesivo aumento de los costos de producción.

La fuerte sequía que padecen los distritos del sudoeste bonaerense causa preocupación en los productores agropecuarios de la región.

Según Carbap, este inquietante panorama se ve agravado por la instrumentación de retenciones a las exportaciones, la fuerte presión tributaria y el excesivo aumento de los costos de producción (principalmente expresado por el incremento del precio del fertilizante).

La zona afectada, históricamente productora de trigo, ve amenazada su continuidad productiva, debido a que las autoridades no buscan una solución definitiva a estos fenómenos climatológicos que se repiten desde los últimos diez años.

"Si persisten las retenciones a las exportaciones dejaremos de producir trigo en esta zona, y recién ahí se enterarán de lo que está ocurriendo. Hoy los números no cierran, y si a esto le sumamos la sequía, el panorama es totalmente desalentador", señaló con preocupación Horacio Buitrago, presidente de la Sociedad Rural de Tornquist señaló.

Asimismo, Buitrago agregó que con respecto a la ganadería, el movimiento de hacienda en este primer semestre, comparado al año anterior para el mismo período, ha sido alarmante. "En el primer semestre de 2005 hemos perdido más de 65.000 cabezas principalmente por falta de pasto. El año pasado sólo se habían perdido 35.000 cabezas. Lo que muestra a las claras la descapitalización ganadera continua que padece el productor año tras año en nuestra zona", señaló.

Sobre el tema, Roberto Coquet, presidente de la Asociación Rural de Saavedra, comentó que la sequía incide fuertemente porque no se han hecho los barbechos, no hubo acumulación de agua y no hay condiciones de humedad para sembrar. "Además hay presencia de pulgón, así que si se siembra con suerte habría que fumigar una vez, dos o tres, con lo cual los números no dan. En Saavedra sobre 33.000 hectáreas para sembrar hay 5000 o 7000 sembradas, los demás están esperando que hacer y ya se perdió la primera época de siembra. La situación es extremadamente preocupante, en Saavedra y Pigüé la lluvia caída en los primeros cinco meses del año es la menor de los últimos 60 años. Los funcionarios deben reaccionar urgentemente", advirtió.

Por su parte, Amaro Merino, presidente de la Sociedad Rural de Coronel Dorrego, indicó: "Hay atraso de siembra de trigo, ya que para este momento del año pasado se llevaban sembradas unas 100.000 hectáreas y en la actualidad no se superan las 10.000 hectáreas sembradas. La ganadería está atravesando serios problemas debido a la aparición del pulgón en los verdeos que ha obligado a echar mano a las reservas forrajeras antes de tiempo para sostener el peso de los animales. Estamos peor que en 2003, ya que en aquel año había llovido algo en mayo y este año no cayó ni una gota".

En busca de soluciones

Carbap y la Zonal Sudoeste vienen realizando gestiones para atenuar el impacto de la sequía y las retenciones en esta zona.

Esta semana hubo reuniones con la vicegobernadora bonaerense, Graciela Giannettasio, senadores y diputados provinciales y funcionarios del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, con la finalidad de encontrar alguna solución para una de las peores crisis productivas que se abate sobre el sudoeste bonaerense.


 

Temas en esta nota