Para De Vido, no hay crisis energética.

En Washington, el ministro dijo que el sistema energético de la Argentina muestra una clara fortaleza...

Por
23deJuniode2005a las08:07

Funcionarios de varios países impulsan la construcción del Gasoducto Sudamericano

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) respaldó el proyecto regional

Washington.- Un día después de difundirse que siete provincias registraron problemas de diversa intensidad con las primeras olas de frío, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, afirmó ayer aquí que "el sistema energético de la Argentina muestra una clara fortaleza" y descartó que existiera "una crisis".

"Estamos cumpliendo perfectamente con los objetivos energéticos que nos trazamos el año pasado. Nadie se quedó sin luz, aun cuando la semana pasada la Argentina se quedó sin uno de los otros cinco gasoductos que tiene, por un hecho fortuito que ya se solucionó", afirmó.

Insistió en que "el consumo de energía está garantizado, más allá de lo que se haya dicho por algunas partes", al aludir a la información que publicó ayer LA NACION sobre la interrupción del servicio gasífero y otros problemas energéticos en Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa, y que en Buenos Aires se concentraron en Balcarce y Mar del Plata. "No nos sobra nada, pero el sistema argentino no está al límite, ni hay una crisis energética. Lo que ocurrió ahora fue un incidente, un infortunio. Ayer, por ejemplo, se cayó una línea del Chocón y entonces hubo que redireccionar ciertos volúmenes de gas", afirmó.

"Una motoniveladora derribó una torre y afectó el servicio, y se habló entonces de una crisis que no existe", dijo De Vido. "Llamé a Transener y le pedí que lo informe y muestre las fotografías para que nadie sospeche otra cosa", sostuvo, en referencia a un incidente protagonizado por la transportadora de electricidad (ver aparte).

LA NACION informó ayer de que el cuadro más complicado se vivió en los últimos días en la Patagonia, donde se registraron los primeros cortes de gas en los hogares de la localidad neuquina Rincón de los Sauces. En gran parte de Tierra del Fuego, el reemplazo de gas por gasoil para generar energía eléctrica causó complicaciones en las máquinas y corte de luz de hasta una hora. En tanto, en Río Gallegos, el congelamiento de una válvula en una usina dejó a oscuras al 70% de los hogares por cinco días.

El secretario de Energía, Daniel Cameron, también descartó que se afrontara una crisis. "El sistema argentino absorbió sin problemas un aporte eléctrico de emergencia que debió ofrecer a Brasil y esta semana se agregará más provisión desde Tierra del Fuego", anticipó.

De Vido y Cameron participaron de una reunión con el presidente, Enrique Iglesias, y directores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para impulsar el armado del llamado Gasoducto Sudamericano, junto con ministros del área de Chile, Perú y Uruguay, y el director por la silla de Brasil ante el BID.

El proyecto de US$ 2500 millones, cuyo financiamiento, según De Vido, sólo provendrá de inversores privados, podría estar listo para mediados de 2007, y conectaría gasoductos existentes o por construirse en al menos siete países. Iglesias difundió un comunicado en el que prometió respaldo. "Esta es una gran oportunidad. Vamos a darle todo el apoyo", se señaló. "El gasoducto le reportará a la Argentina unos 13 millones de metros cúbicos por día a mediano plazo", estimó De Vido, con lo que se podría cubrir "la demanda real o potencial" del país, mientras que otros 21 millones de metros cúbicos se distribuirían entre los restantes países.

Temas en esta nota