Maíz: Por una mayor competitividad.

Durante el Seminario Económico de Maíz, que se desarrolló la semana pasada, se abrió el debate...

25deJuniode2005a las08:16

Durante el Seminario Económico de Maíz, que se desarrolló la semana pasada, se abrió el debate. Diversos especialistas realizaron sus recomendaciones y plantearon la situación.

Alarcón presentará un proyecto para modificar las retenciones

La presión fiscal sobre una hectárea de maíz ascendió a 41,5% en la campaña 2004/5. Dentro del actual esquema impositivo, la incidencia de las retenciones representa un 64% de la estructura tributaria de una ha maicera. Los datos fueron presentados por el Lic. Jorge Ingaramo, director de Estudios Económicos dela Bolsa de Cereales durante el Seminario Económico de Maíz que organizó esta semana la empresa AgriPac.

Según Ingaramo, de derogarse las retenciones, los ingresos en la explotación se incrementarían casi un 25%, y el resultado neto aumentaría casi un 60%. Pero sus números fueron más contundentes aún, “en un escenario donde las retenciones al maíz fueran del 0%, la renta por ha sembrada pasaría de 16 u$s/ha a 119,5 u$s/ha; implicaría un 647% de aumento. La renta para toda el área maicera pasaría de u$s 42 M a u$s 314 M”.

“No podemos darnos el lujo de prescindir del maíz en la rotación”, señaló Gastón Fernández Palma, de AAPRESID. Quien además se refirió a la necesidad de contar con una Ley de Biocombustibles, que ya tuvo media sanción del Senado, y tiene dictamen a favor en todas las comisiones de Diputados. “Tanto el maíz como el etanol son piezas clave para poder cerrar el círculo virtuoso de la sustentabilidad agrícola, y cumplir con las pautas de Kyoto”, aseguró. Por su parte, Miguel Saredi, coordinador del Grupo Pampa Sur, se refirió a la necesidad de que el maíz cuente con una política de Estado, “basada en la ciencia y la tecnología”. “Debemos terminar con la dialéctica de los “istas” –en referencia a los ecologistas, ambientalistas, ideologistas, progresistas- y generar un verdadero progreso, ya que de él depende el futuro de millones de argentinos”. En este sentido, señaló que “así como el Siglo XX fue de la información, el Siglo XXI será de la biotecnología”. Todas las ideas analizadas durante el Seminario buscaron aumentar la competitividad del maíz.

En este marco, la diputada María del Carmen Alarcón anunció que va a presentar un proyecto para modificar las retenciones del maíz. La diputada afirmó que todas las retenciones son un impuesto distorsivo. “Los economistas urbanos no comprenden los efectos que ciertas decisiones tienen sobre las economías regionales.” Alarcón se lamentó porque “la Argentina pierde oportunidades por no revisar desde la política las decisiones económicas”.

La presión fiscal sobre una hectárea de maíz ascendió a 41,5% en la campaña 2004/5. Dentro del actual esquema impositivo, la incidencia de las retenciones representa un 64% de la estructura tributaria de una ha maicera. Los datos fueron presentados por el Lic. Jorge Ingaramo, director de Estudios Económicos dela Bolsa de Cereales durante el Seminario Económico de Maíz que organizó esta semana la empresa AgriPac.
Según Ingaramo, de derogarse las retenciones, los ingresos en la explotación se incrementarían casi un 25%, y el resultado neto aumentaría casi un 60%. Pero sus números fueron más contundentes aún, “en un escenario donde las retenciones al maíz fueran del 0%, la renta por ha sembrada pasaría de 16 u$s/ha a 119,5 u$s/ha; implicaría un 647% de aumento. La renta para toda el área maicera pasaría de u$s 42 M a u$s 314 M”.

“No podemos darnos el lujo de prescindir del maíz en la rotación”, señaló Gastón Fernández Palma, de AAPRESID. Quien además se refirió a la necesidad de contar con una Ley de Biocombustibles, que ya tuvo media sanción del Senado, y tiene dictamen a favor en todas las comisiones de Diputad

Temas en esta nota