Economía insiste: el Gobierno no eliminará las retenciones.

Aconsejó a ruralistas que si buscan cambios al impuesto formen un partido político...

Por
28deJuniode2005a las09:22

La idea de la convocatoria era reflexionar, y eso hacía Oscar Alvarado, uno de los mayores productores de soja del país, cuando ingresó al salón Roberto Lavagna. Alvarado relataba el "efecto nocivo" de las retenciones. Cuando concluyó, el ministro tomó el micrófono y enfatizó que, para pensar en cambios en ese tributo, habrá que esperar un cambio de gobierno.

"Este Gobierno tiene un fuerte compromiso social y no va a eliminar las retenciones", señaló Lavagna, según pudo reconstruir Clarín de fuentes que participaron del encuentro, que se mantuvo oculto a la prensa.

Se trató de una suerte de retiro espiritual organizado por el secretario de Agricultura, Miguel Campos, en el hotel Madero Sofitel. Entre el exclusivo auditorio había muchos funcionarios y algunos empresarios, como el titular de Atanor, Miguel González.

También había varios críticos feroces de las retenciones agrícolas, como el titular de Aapresid, Víctor Trucco.

A ellos pareció dirigirse Lavagna cuando señaló: "Ya se lo he dicho a los dirigentes agropecuarios: si el problema es ideológico, entonces formen un partido político, ganen las elecciones y quiten las retenciones".

El ministro llegó a la cita provisto de varias transparencias que mostraban los logros económicos del Gobierno. Uno de ellos mostraba la participación en el PBI de distintos sectores, comparando el primer trimestre de 1998 con igual lapso de este año. Así, mientras el agro pasó de aportar 5 al 7,5% del PBI, la industria agrandó su participación de 19 al 23%. En contraste cayó la participación de los servicios.

Así, Lavagna retrucó el insistente reclamo del agro para rediscutir los derechos de exportación argumentando que —a pesar de ellos— el sector ha crecido. "En 2001 los productores estaban hipotecados y no pagaban retenciones pero tenían una paridad de ficción. Ahora tienen retenciones, pero un dólar competitivo que les permite exportar y no están hipotecados", apuntó.

Insistió en que los productores están ganando plata, al señalar que "el precio de la tierra y el alquiler de los campos continúan en aumento y un concepto básico de la economía indica que si un bien de capital tiende a valorizarse es porque rinde utilidad".

Pero Lavagna puso énfasis en el sentido social del gravamen. Dijo que "la Argentina exporta los productos que consume y, sin retenciones, los alimentos se cotizarían a precio dólar y habría de 4 a 5 millones más de habitantes bajo la línea de pobreza".

Temas en esta nota