Habló el juez que clausuró la Rural.

El juez Roberto Gallardo, quien dispuso la polémica clausura del predio de la Sociedad Rural en Palermo, defendió ayer su decisión...

Por
30deJuniode2005a las09:05

El juez Roberto Gallardo, quien dispuso la polémica clausura del predio de la Sociedad Rural en Palermo, defendió ayer su decisión, al sostener que ese establecimiento no cuenta con la habilitación del Gobierno porteño, y advirtió que “la impunidad en este tipo de situaciones es una constante en Argentina”.

El magistrado, que el martes fue apartado del caso, justificó su medida al señalar que “en febrero de este año, el Gobierno porteño efectuó una inspección en la Rural en la que constan una serie de irregularidades y que ameritaban que el establecimiento estuviera clausurado hasta tanto se superaran esas irregularidades”.

En ese sentido, Gallardo comentó: “Yo conocí la inexistencia de la habilitación del establecimiento el miércoles de la semana pasada y rápidamente tomé las medidas del caso, en función de la denuncia que empieza con un tema vinculado con la situación de higiene de un pozo (dentro del predio) y termina con la inexistencia de la habilitación de un estadio dentro de ese pozo, vinculado con pruebas de camionetas cuatro por cuatro”.

En declaraciones radiales, el juez puntualizó que el mismo miércoles se presentó en la Rural, junto con el vecino que se siente damnificado por el pozo, “que tiene 17 mil metros cuadrados”.

“En el lugar sólo estaba este vecino, que presentó un amparo, su abogado, pero no había ninguna autoridad de la Rural ni del gobierno de la Ciudad. Sólo nos atendió personal de seguridad, que desconocía el tema de la habilitación”, dijo.

“Por eso, intimo a que en el día se entreguen las constancias de habilitación del pozo y también intimo al gobierno a que fiscalice ese pozo y a los bomberos para que identifique la existencia de peligro en ese pozo”, añadió.

Gallardo precisó además que el jueves de la semana pasada, el gobierno “respondió que ese pozo no tiene pedido de habilitación de ese sector y que por lo tanto no concedió ninguna. Pero en ese mismo informe, el gobierno dice que el predio ferial se encuentra con un proceso de habilitación en trámite”.

En tanto, dijo que al día siguiente volvió a “intimar al gobierno” y habilitó el sábado en el juzgado esperando la respuesta del Ejecutivo, que “respondió que a efectos de no interferir en los intereses de los expositores, iba a diferir para la semana siguiente (o sea, la actual) la resolución en cuanto a la falta de habilitación y además admite que el tema es de mucha complejidad”.

“Ante esta situación, me vi en la obligación de proceder a la clausura, porque la ley dice que un establecimiento de estas características debe tener habilitación previa”, enfatizó.

Gallardo consideró que “la impunidad en este tipo de situaciones es una constante en la Argentina. Alguien deberá hacerse cargo de este caso, y también de las consecuencias económicas”.

Por su parte, la Sociedad Rural Argentina volvió a publicar ayer una solicitada en varios matutinos porteños, en la cual califica de “medida lamentable” a la clausura impuesta por Gallardo.

“Manifestamos nuestro total rechazo frente a la arbitraria, injustificada y desmesurada acción del juez Roberto Gallardo de clausurar en forma total el predio ferial de Palermo”, se quejó la entidad.

Temas en esta nota