Avances en Lima para definir el plan del Gasoducto del Sur.

El ministro De Vido se encuentra en Perú, donde delibera con sus pares de la región el trazado del denominado anillo energético...

Por
06deJuliode2005a las08:31

Los funcionarios responsables de Energía de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay avanzaron en la definición del proyecto del Gasoducto del Sur, que ya cuenta con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para los estudios de factibilidad.

En la reunión realizada en Lima con representantes del BID se analizaron los aspectos legales, técnicos y económicos del proyecto que transportará el fluido desde Perú a Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil, aunque Bolivia también se incorporó formalmente a la iniciativa de integración regional y firmó los compromisos correspondientes, tras resolver su problema institucional.

La discusión se centró sobre el costo del gas que haría viable el proyecto para suministrar ese fluido desde Camisea, en la localidad peruana de Pisco, hasta Tocopilla (Chile), con una extensión de 1.200 kilómetros para la que se requiere una inversión de 2.500 millones de dólares.

El titular del BID, Enrique Iglesias, ya manifestó el compromiso de ayuda financiera y técnica a la iniciativa, y en tal sentido la entidad otorgó un préstamo no reembolsable de 150 mil dólares para iniciar los estudios de factibilidad y estructuración del proyecto.

En la reunión, también se acordó que se designará un gerente de proyecto, que probablemente sea una consultora de la región, pero que aún no se definió, reveló el ministro de Planificación Federal argentino, Julio de Vido, al salir del encuentro.

"Argentina es demandante de gas y además del gas de Camisea es probable que también necesite el gas de Bolivia", afirmó De Vido, quien tras la reunión partió a la Casa de Gobierno para entrevistarse con el presidente Alejandro Toledo.

El proyecto será viable si el gas a transportar oscila entre los 15 y 20 millones de metros cúbicos diarios.

De la reunión participaron además de De Vido, los ministros de Economía peruano, Pedro Kuczynski, y chileno, Jorge Rodríguez Grossi; de Energía uruguayo, Jorge Lepra; de Obras Públicas y Combustibles paraguayo, José Alderete; la secretaria de Petroleo, Gas y Combustible brasileña, María Das Gracas; el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB), Carlos Darlach, y el gerente del Sector Privado del BID, Bernardo Frydman.

La reunión, realizada en el Ministerio de Energía y Minas de Perú, había sido acordada el pasado 22 de junio en Washington luego del encuentro que mantuvieron los ministros de los países del cono sur con el titular del BID.

Participaron también de la reunión el secretario de Energía, Daniel Cameron, y el subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar, quien trabaja desde ayer con los técnicos de Energía de Perú.

Este proyecto se inscribe en el marco del denominado anillo energético de Sudamérica, que incluye otras variables como la integración de la generación eléctrica y de las operadoras energéticas de la región, como Petrobras, PDVSA y Enarsa, y cobró impulso político durante la última cumbre del Mercosur y sus países asociaciados, el mes pasado en Asunción.

Temas en esta nota