Nuevas reservas de gas en Perú para el anillo energético.

El ministro De Vido confirmó que se encontraron importantes reservas en Camisea como para alimentar el gasoducto internacional...

Por
07deJuliode2005a las08:36

(DyN) - El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, reveló que su similar de Energía y Minas peruano, Clodomiro Sánchez Mejía, informó sobre un incremento de las reservas comprobadas en Camisea (que se ubicarían en torno a los 15 millones de TCF) "lo que, junto con un mayor interés de las empresas privadas que operan en Camisea, juega en favor de la realización del gasoducto".

De Vido, puntualizó además a sus pares que "Argentina, además de país productor, es un fuerte demandante de gas, por lo que seguirá desarrollando reservas propias, y también comprará gas, tanto a Perú como a Bolivia".

Al respecto, agregó que "durante una charla con el embajador de Bolivia en Perú, y con el presidente de YPF Bolivia (YPFB) ayer nos comprometimos a seguir las negociaciones bilaterales con ese país, relacionadas con el proyecto de compra de gas y el tendido del Gasoducto del Nordeste".

El ministro de Planificación precisó que el 21 de este mes se reunirá en Buenos Aires con el ministro de Energía boliviano, Jorge Dumm, para retomar las conversaciones suspendidas al momento de la última crisis institucional en ése país, que derivó en la designación del titular de la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Rodríguez, como nuevo presidente.

Bolivia ingresó ahora en una transición política con fecha fija en cuanto a la elección, a fin de año, de nuevo presidente y Legislatura, pero cuenta con una nueva Ley de Hidrocarburos que servirá de marco para las negociaciones bilaterales.

Aún cuando la nueva ley es cuestionada por las empresas privadas que operan en Bolivia, los funcionarios procurarán su participación en las conversaciones a corto plazo, lo que es esencial para realizar este proyecto.

Financiamiento de las obras

Al respecto, De Vido señaló que "Repsol-YPF está dispuesta a financiar este ducto". También explicó que "previo al encuentro con el ministro en Buenos Aires pueden darse conversaciones entre el subsecretario de Combustibles (Cristian Folgar) y el presidente de YPFB a los efectos de hacer números, en base a la nueva realidad fiscal boliviana".

Del encuentro en la capital peruana participaron el ministro de Energía de Uruguay, Jorge Lepra; de Chile, Jorge Rodríguez, de Perú, Clodomiro Sánchez, el ministro de Economía peruano, Pedro Kuczynski, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay, José Alderete, la secretaria de Petróleo, Gas y Combustible de Brasil, Maria das Gracas Silva, y por YPF Bolivia, Carlos Darlach.

También participa el representante del BID a cargo del sector Negocios Privados en la entidad, Bernardo Frydman. Todos acordaron volver a reunirse el 18 de este mes, en Buenos Aires.

De Vido señaló al respecto que "el BID intervendrá en la estructuración legal, técnica y financiera del proyecto de construcción del Gasoducto Sudamericano", y que a tal efecto realizará un aporte no reintegrable de 150 mil dólares".

El ducto proyectado tiene un trazado que va desde Pisco (Perú) hasta Tocopilla (Chile), de 1.200 kilómetros de extensión. Su construcción demandaría una inversión del orden de los 1.000 millones de dólares.

Si se suma a esta inversión, la necesaria para tender el gasoducto del Nordeste, y la que demandaría otro caño que empalmará hasta la brasileña Porto Alegre, totalizarían unos 2.500 millones de dólares, con lo que quedaría articulado un sistema regional de transporte de gas natural.

Temas en esta nota