Está en riesgo la cosecha en EE.UU.

Según los pronósticos, las lluvias no llegarían a las zonas más secas; podrían aumentar los valores del maíz y de la soja...

12deJuliode2005a las07:55

Dennis, ése es el nombre más escuchado en los últimos días en la Bolsa de Chicago, principal punto de referencia mundial para los precios de los granos. Ocurre que el rumbo del huracán así denominado, que ingresó anteayer en el territorio estadounidense, desempeñará un papel muy importante en el resultado final de las cosechas de maíz y soja de Estados Unidos y, por consiguiente, en la tendencia de sus cotizaciones.

Lo que suceda en el mercado norteamericano decidirá los ingresos de los productores argentinos y también del Estado, que recauda unos US$ 2000 millones por retenciones a las exportaciones.

La atención de Chicago está centralizada en la lluvia que Dennis podría llevar a las principales regiones productoras estadounidenses que hoy muestran condiciones de sequía y donde ya se está reduciendo el potencial rinde del maíz, cultivo que entró en la etapa de polinización y que necesita abundante agua para desarrollarse.

Con pocos días de diferencia se sucedieron bajas superiores a US$ 18 por tonelada para el precio de la soja y alzas de hasta 15 dólares. Esa volatilidad obedece sólo a los reportes meteorológicos que a diario llegan hasta los operadores. Lo mismo ocurre con el maíz, aunque su nivel de volatilidad es menor que el de la soja, en la que los fondos de inversión especuladores tienen un elevado nivel de participación.

El punto de referencia al momento de hablar de pronósticos es Illinois (segundo estado productor de EE.UU.), donde se evidencian condiciones de sequía que van desde moderada hasta extrema, en el centro norte. En un informe de la firma Accu Weather, se señala que la región norte del Medio Oeste estadounidense recibirá un "frente de tormenta débil que sólo ocasionará algunos chaparrones".

En el mismo sentido, Eduardo Sierra, de la Fundación Climagro, indicó: "Hoy [por ayer] el huracán está provocando lluvias de hasta 60 milímetros en el sudeste del Medio Oeste de los Estados Unidos, es decir, Missouri, sur de Illinois e Indiana y parte de Ohio". El especialista añadió que estas precipitaciones llevarán alivio a zonas secas, pero serían menores de las previstas para la región norte del cinturón maicero/sojero.

En mal estado

Ayer, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, según sus siglas en inglés) volvió a encender la señal de alarma al indicar que en Illinois sólo el 16% del maíz se encuentra en estado bueno/excelente, lejos del 25% de la semana precedente y del 86% del año anterior. La soja también se encuentra en una mala situación, aunque ese cultivo aún podría recuperarse, debido a que las etapas de desarrollo que definen el potencial de rinde se darán a partir del mes próximo.

José Frogone, de la firma corredora Cortina-Beruatto SA, indicó que el centro norte de Illinois tiene un déficit de lluvias de hasta 150 milímetros. "No hay que perder de vista que más allá del aporte que pueda hacer Dennis, los pronósticos de 6 a 10 días y de 8 a 14 días de la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera de los EE.UU. para las zonas con sequía están señalando temperaturas elevadas y lluvias escasas", indicó.

Justamente, la previsión de los operadores acerca de lluvias menores de las inicialmente esperadas fue la razón que ayer posibilitó en Chicago mejoras superiores a los US$ 4 por tonelada de soja y ligeras subas para el maíz (más información en la Pág. 7).

Para Ricardo Baccarin, de la corredora Panagrícola SA, el mercado también está muy preocupado por la posible aparición de roya de la soja en las zonas de mayor producción de Estados Unidos. "El huracán atravesó Florida, Georgia y Alabama, tres estados en los que se reportaron casos de esta enfermedad. Es altamente probable que los fuertes vientos hayan lleva

Temas en esta nota