Estados Unidos y la UE aceptan negociar la liberalización agrícola.

Toman como base la propuesta del G-20...

Por
13deJuliode2005a las08:35

Propone reducciones en los aranceles agrícolas

Lavagna reiteró ayer que el éxito de las negociaciones depende de los avances en la eliminación de los subsidios al campo

Dalian, China.- Los ministros de Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Japón acordaron ayer que la propuesta presentada por el G-20 -el grupo de países en vías de desarrollo que integran la Argentina, Brasil, China, India y Sudáfrica, entre otros- constituye un buen punto de partida para encarar negociaciones sobre las modalidades de liberalización del comercio agrícola.

"Provee una solución que creemos es la base sobre la que podemos encontrar ahora un punto hacia el cual avanzar, por eso estoy satisfecho con la actitud y también con el contenido", dijo a los periodistas Rob Portman, el representante de Comercio de Estados Unidos, luego de la primera sesión de la reunión ministerial informal que se celebra en esta ciudad, en el marco de las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La iniciativa del G-20 es un compromiso entre la UE -que favoreció un recorte uniforme en todos los aranceles agrícolas- y los exportadores agrícolas, como Australia -que quería que se recortaran al máximo los elevados aranceles para ampliar su acceso al mercado-. El plan del G-20 agrupa las tarifas en cinco bandas y luego las somete a un recorte uniforme.

La comisaria europea de Agricultura, Mariann Fisher Boel, explicó a la prensa que la UE apoya "una solución a tres bandas, con enfoque lineal y flexibilidad", como vía para la reducción de aranceles que levante la protección del mercado agrícola europeo y permita un mayor acceso a los bienes de otros países. Respecto de la reducción de los subsidios agrícolas, Fisher Boel detalló que Bruselas está dispuesta a aceptar también una estructura "a tres bandas", dentro de las cuales la UE deberá reducir en mayor medida sus subsidios, mientras Japón y EE.UU. estarían en un nivel intermedio y el resto de los países, en el tercer bloque.

De este modo, la UE se compromete a realizar más sacrificios que Japón y EE.UU. en materia de ayudas a la agricultura, algo que coincide con las líneas generales de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC).

Exito o fracaso

La importancia de un acuerdo sobre este tema fue puesta en relieve en la reunión por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien reiteró ayer que el éxito o fracaso de las negociaciones en el ámbito de la OMC dependen de los avances que se registren en la paulatina eliminación de los subsidios a la agricultura.

"El éxito o el fracaso de las negociaciones depende de avances de agricultura y esto es así no por capricho, sino porque es el área con mayores distorsiones del libre comercio", señaló Lavagna, durante su intervención en la cumbre de la OMC que se lleva a cabo en la ciudad costera de Dalian, al norte de China. "Es precisamente en esta área donde el mundo en desarrollo tiene las mayores ventajas comparativas y mayor competitividad", argumentó el jefe del Palacio de Hacienda.

El encuentro, que reúne a unos 30 ministros de Comercio y Economía, es preparatorio de la reunión ministerial que se realizará en diciembre en Hong Kong, donde los 148 miembros de la OMC deberán encontrar el marco de negociación para avanzar en la agenda de la Ronda de Doha, que ya está retrasada.

Temas en esta nota