Girasol tiene oportunidades aquí y en el mundo.

Juan Martín Rebolini, presidente de Agropuerto S.A., se refirió al mercado mundial del girasol durante el Tercer Congreso Argentino...

14deJuliode2005a las08:44

Juan Martín Rebolini, presidente de Agropuerto S.A., se refirió al mercado mundial del girasol durante el Tercer Congreso Argentino realizado el 31 de mayo y 1 de junio en el Hotel Hilton de Buenos Aires. La comercialización estratégica y el aprovechamiento de nuevos nichos son el camino.

Dijo que hay buenas perspectivas, que el mercado internacional de aceite es sostenido y en particular el de girasol. El aumento en el consumo es una de las respuestas. El precio sostenido para el aceite -en Rotterdam los precios marcan una tendencia estable de 700 dólares para la tonelada de aceite- favorecerá el valor de la semilla y en nuestro país se estima que podría haber un aumentó del 10 % en la superficie sembrada.

Según Rebolini hay una oportunidad de incrementar las exportaciones de girasol a la UE. La Comunidad Económica Europea importa 800 mil toneladas de aceite de girasol. Se estima que la industrialización del girasol se incrementará en cerca de 1 millón de toneladas. Aunque alertó que una buena cosecha de girasol en Europa (poco probable por la sequía actual) podría hacerle perder mercado a nuestro país por la presencia de insecticidas en los granos argentinos.

Las tendencias del consumo son la clave del mercado internacional del girasol. Pablo Ilarregui de Dow Agrosciences, US, indicó que la necesidad de responder a los nuevos hábitos alimentarios, tendientes al consumo saludable libre de hidrogenados y el nuevo marco regulatorio le dan una oportunidad clave a los girasoles alto y medio oleico originados en nuestro país.

"Hoy el 45 % de los productos que se venden en los supermercados están manufacturados con aceites hidrogenados y ácidos grasos trans que ocasionan más de 30 mil muertes al año. Trans y saturados afectan negativamente el balance HDL-LDL (colesterol bueno y malo, respectivamente) y están ligados al desarrollo de otras dolencias como diabetes, cáncer, inflamación, etc. Por intervención del Gobierno, a partir de enero de 2006 las empresas elaboradoras de alimentos deberán etiquetar indicando el contenido o no de grasas trans y su perjuicio para la salud. A corto plazo, toda la industria alimentaria deberá comenzar a reemplazar a estos aceites por otros más saludables como el alto oleico", explicó Ilarregui.

En Estados Unidos, sólo el 28 % del girasol es tradicional -semejante al cultivado en nuestro país-. Hay un 42 % de Nusun -medio oleico- y un 7 % de alto oleico. La industria alimentaria comienza a desarrollar procesos que le permitan reemplazar los hidrogenados. Una de las oportunidades está en el uso de medio y alto oleico por su estabilidad.

¿Por qué el girasol no es la soja?

En comercialización, éste fue uno de los interrogantes planteados durante el 3er Congreso Argentino de Girasol. Juan Martín Rebolini sostuvo que existen diferencias de magnitud, de dinámica y de importancia en el segmento de mercado. En el caso del girasol el valor está determinado por el aceite; hay mercados específicos y mercados competitivos de premios. Por el contrario, no hay mercados de futuros ni de físico formadores de precios y no se opera en la rueda como en la soja de Rosario. Hay una demanda muy reducida de exportación de girasol semilla y existen problemas con pesticidas y costos de fletes marítimos. En nuestro país se da una importante dispersión de zonas productoras y de localización de plantas, con plantas doble propósito.

Rebolini destacó también la importancia del mercado interno y del aceite refinado, la preponderancia de entrega a fijar precio a la industria y al acopio y las carencias en las estimaciones, estadísticas e información de precios de organismos como la SAGPyA.

Ante estas dificultades, un panel integrado por Francisco Morelli de Cargill, Javier

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota