Pronostican otro récord de la soja.

La soja parece no tener techo. Según las primeras estimaciones del Gobierno sobre la producción de granos de 2006, el poroto ocupará 15 millones de hectáreas, más de la mitad de la tierra agrícola...

Por
29deJuliode2005a las08:41

La soja parece no tener techo. Según las primeras estimaciones del Gobierno sobre la producción de granos de 2006, el poroto ocupará 15 millones de hectáreas, más de la mitad de la tierra agrícola. Y, así, podría batir todos sus récords anteriores, con una cosecha de 40 millones de toneladas. La contracara de este fenómeno es que —como ya viene sucediendo— la soja crecerá a expensas de otros cultivos, como trigo y maíz.

Aunque preliminares —porque en la mayor parte de los cultivos todavía no comenzó la siembra—, estas estimaciones van preanunciando lo que será la nueva campaña agrícola. Surgieron de los técnicos de la Secretaría de Agricultura, que aunque faltos de satélites y presupuesto no suelen errar en sus pronósticos. El IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura) los reunió a todos esta semana en el tercer "Outlook" de la Agroindustria Argentina.

Los expertos estatales confirmaron allí lo que viene anunciando el mercado: los chacareros preferirán nuevamente a la soja porque —a pesar de la baja de precios, del 25% respecto de la siembra anterior— todavía les permite obtener razonables márgenes de ganancias. Como no sucede lo mismo con los cereales, en Agricultura ya descuentan caídas para el trigo y el maíz.

En el primer caso, y porque también la sequía afectó la siembra en muchas zonas, la superficie triguera caería 10%, con lo que la producción podría bajar de 16 a 13 millones de toneladas, cerca del 18%. En maíz, mientras tanto, se espera que la siembra se reduzca 6,1% y la cosecha lo haga un poco más, el 11%. En definitiva se obtendrían 17,35 millones de toneladas, unas 2 millones menos que este año. Para la soja, en cambio, se pronosticó un aumento de 38,3 a 40 millones de toneladas, un salto del 4,2%. Con igual suerte, la producción de la otra oleaginosa, el girasol, crecería de 2,33 a 2,98 millones de toneladas.

Todos estos pronósticos, por cierto, están "atados con alambre", debido a que varios factores todavía pueden inclinar la balanza en favor o en contra de los cuatro principales cultivos de la Argentina y su mayor fuente de divisas, con casi 12.000 millones de dólares en exportaciones para este año. En rigor, hasta setiembre próximo el mercado de granos se moverá al ritmo del clima en los Estados Unidos, el mayor productor mundial. Y de allí en adelante comenzarán a tallar los pronósticos meteorológicos para la Argentina y Brasil.

Del lado de la demanda, según los analistas de Agricultura, el devenir de la soja parece estar algo más claro: China, el gran comprador internacional del poroto, "aumentaría sus importaciones a 27 millones de toneladas frente a 23,7 millones" registradas en la última temporada.

 

Temas en esta nota

    Load More