Tecnología es la empresa investigando - XIII Congreso Nacional de AAPRESID

XIII Congreso Nacional de AAPRESID

Por
11deAgostode2005a las10:11

Marcelo Criscuolo, Director Ejecutivo de Biosidus

Durante la ponencia se remarcó que las empresas deben ser de base tecnológica y contar con un plantel propio de científicos investigadores especializados

El director ejecutivo de Biosidus, Marcelo Criscuolo ofreció hoy una conferencia sobre "Cambios de paradigmas en la relación público/ privada en el marco de la investigación" y presentó concretamente el caso de Biosidus, la empresa líder en el rubro biotecnológico argentino.

Criscuolo explicó el modelo tradicional en donde la Academia generaba conocimiento que supuestamente debía transferirse a las empresas. Según el especialista, este traspaso nunca se logró por la falta de articulación real entre la ciencia y la tecnología y por la cultura científica individualista.

Para transferir tecnología primero es necesario tenerla, luego saber cómo comunicarla y al fin, conocer donde depositarla. En este marco, el titular ejecutivo de Biosidus compartió con el auditorio el modo en que se organizan para realizar proyectos exitosos, con réditos económicos y que permiten un constante crecimiento y desarrollo.

En ese sentido, destacó la importancia de ser una empresa de base tecnológica y de contar con un plantel propio de científicos investigadores especializados que focalizan inteligentemente y trabajan en managment científico.

De esta forma en Biosidus se generaron posibilidades de trabajar con diferentes productos como la Somatropina y el Interferón B1A entre otros, que fueron patentados en Estados Unidos.

Durante la exposición Criscuolo se refirió a distintos proyectos que gestaron en la empresa en donde se combinaron los esfuerzos de organizaciones privadas, la academia y el estado para innovar en variados productos.

Entre los modelos más destacados el especialista recordó aquel en el que trabajaron junto con la Fundación Favaloro para tratar la miocardiopatía difusa. El equipo de Biosidus realizó la investigación básica y el desarrollo productivo y en la Fundación se llevaron a cabo los ensayos clínica los pertinentes. Como resultado de esta labor conjunta se presentaron diversas publicaciones y se tramitaron las patentes corresponientes.

Otro de los modelos que expuso Criscuolo se refiere al vinculado con la papa resistente al PVY (papa transgénica). En este caso el grupo de investigadores de Biosidus también generó la patente y contó con el financiamiento del estado para desarrollar la labor.

El siguiente proyecto presentado se relacionó con la clonación de vacas raza Jersey y su modalidad de funcionamiento fue similar a los anteriores casos.

Hasta el momento Biosidus desarrollo 4 machos transgénicos y un número similar de hembras que "no son hijas de una vaca, son más de ellas mismas, fotocopias de ellas mismas", afirmó director ejecutivo de Biosidus y agregó que tienen grandes expectativas en este proyecto porque es altamente redituable.

Sobre el final se relató el último de los modelos, una unión entre Biosidus y Bioceres para conformar un Instituto de Agrobiotecnología en Rosario. El emprendimiento, que estaría listo en un año, cuenta con el apoyo del Conicet y del Estado y promete ser un verdadero éxito en biotecnología.

Por último, Criscuolo insistió en la necesidad de generar empresas de base tecnológica con un plantel propio de científicos de primera línea y cerró su ponencia afirmando: "Tecnología es la empresa investigando".

 

Temas en esta nota