La calidad como garantía de una agricultura sustentable - XIII Congreso Nacional de AAPRESID

XIII Congreso Nacional de AAPRESID

12deAgostode2005a las15:53

Panel: Certificación Ambiental en Siembra Directa. Donald Reicosky, Karl Kupers, Ivo Mello y Santiago Lorenzatti

Los disertantes aseguraron que los consumidores deciden sus compras sobre la base de dos valores: salud y calidad. No contar con la certificación de siembra directa incide directamente en la productividad y disminuye los beneficios

Con más 2 mil personas, 85 disertantes y 176 medios acreditados, se desarrolló hoy la tercera jornada del XIII Congreso Nacional de AAPRESID. En la oportunidad, se desarrolló el panel "Certificación Ambiental en Siembra Directa", que contó con la participación del especialista en secuestro de carbono del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Donald Reicosky, el líder del proyecto de Certificación de la firma Shepherd''s Grain de Norteamérica, Karl Kupers, el responsable del proyecto de Certificación en Siembra Directa (SD) en Brasil, Ivo Mello y el coordinador general de AAPRESID, Santiago Lorenzatti, que moderó el panel.

El primer disertante fue Donald Reicosky y durante su ponencia explicó por qué es fundamental la certificación de SD. "Los consumidores actuales desean alimentarse con productos frescos, sabrosos y sanos. Están preocupados por el impacto en la salud, los principios éticos de la producción de alimentos, su composición. Esperan que no perjudique al medioambiente. La estrategia de calidad se basa en valores comunes para todo el sector: satisfacer las necesidades del consumidor, la eficiencia económica, el desarrollo sustentable y las normas éticas".

Luego, remarcó que el entendimiento de los beneficios sociales, económicos y ambientales de la SD en la Agricultura de Conservación (AC) requiere de normas para la producción agrícola. "El consumidor desea y requiere la certificación. Para ellos, el hecho de que los productos y servicios cumplan con las normas Internacionales representa una garantía en cuanto a calidad, seguridad y confiabilidad ".

Por eso, subrayó que es necesario desarrollar un programa de certificación internacional para los cultivos producidos bajo AC con especial énfasis en los métodos SD. "El éxito de este proceso requiere del compromiso de todos los niveles y funciones del sistema de producción agrícola, especialmente aquellos que van desde el agricultor hasta el consumidor", reseñó.

En ese sentido, destacó que la norma deseada para la valoración y registro de un sistema de manejo de calidad es la ISO 9001. Se trata de un conjunto de documentos que definen los requerimientos para la Norma de un Sistema de Manejo de Calidad. En la actualidad más de 90 países han implementado la ISO 9001. "Al adquirir un producto o servicio de una organización que está registrada, se tiene la certeza de la calidad de lo que se obtiene". Además, con la modificación del año 2000, la mejora permanente y el control de la satisfacción del cliente brindan mayor certeza de que el producto o servicio cubrirá sus expectativas.

A continuación, Ivo Mello relató la Certificación de calidad agroambiental en el Sistema de SD de la Federación Brasilera. Allí se realizó un trabajo conjunto con la empresa hidroeléctrica de Itapú para promover la adopción de SD pero se vislumbró que los productores no hacían rotaciones de cultivos y no trabajaban con calidad. Entonces, se creó una nueva estrategia: motivar el desarrollo de una AC que asegure rendimiento y beneficios. Mello adelantó que actualmente están trabajando en incentivar a los productores y los alientan entregando premios por la excelencia y la calidad. Luego, "se plantea la necesidad de pensar a futuro y resolver qué se hace ahora con la soja, con el maíz, hay que agregarle algún valor", dijo el especialista brasilero aunque reconoció que "la simple adopción de la SD ya es de por sí un gran privilegio entre otras cosas, porqu

Temas en esta nota