Fuerte revés para el precio de la soja en la Bolsa de Chicago.

Las pérdidas superaron los 10 dólares...

Por
16deAgostode2005a las08:00

"Ni un feriado se puede disfrutar tranquilo", se lamentaba ayer un productor agrícola argentino al enterarse de la fuerte caída del valor de la soja en la Bolsa de Chicago. La plaza estadounidense, que marca el rumbo de los precios internacionales de los granos, reaccionó con pérdidas superiores a los US$ 10 por tonelada a los pronósticos que auguran buenas lluvias en las zonas de producción de EE.UU. para los próximos 10 días.

Además del productor, seguramente el Gobierno también habrá mostrado ayer cierto malestar por la caída de los precios de la soja, dado que una tendencia bajista de las cotizaciones de los granos podría recortar los ingresos que el Estado percibe mediante las retenciones a las exportaciones, que superan los 2000 millones de dólares por año.

Ayer, la posición noviembre de la soja en Chicago cerró con un precio de US$ 227,72 por tonelada, 10,38 por debajo del valor vigente el viernes pasado. Sin embargo, la tónica negativa de la oleaginosa es mucho mayor si se tiene en cuenta que un mes atrás el mismo contrato se negociaba a US$ 268,78, es decir, 41,06 por encima del valor actual (más Inf. en la Pág. 7).

Algo similar ocurre con el maíz, que el 18 de julio se cotizaba a US$ 102,36 por tonelada y ayer quedó con un valor de 87,89 dólares.

Mercado volátil

"Durante el fin de semana el norte de Illinois recibió lluvias que dejaron entre 12 y 25 milímetros de agua y para los próximos 10 días se esperan más precipitaciones", señaló Adrián Seltzer, de la corredora Granar SA. Añadió que los fondos inversores, que estaban con una posición comprada, optaron ayer por vender frente a la mejor perspectiva climática.

Las condiciones de sequía que afectaron parte de las zonas productoras de los Estados Unidos, y que dieron lugar a la suba de los precios del maíz y de la soja entre junio y julio, aún se mantienen.

"En agosto el régimen de lluvias mejoró respecto de lo que ocurrió durante los meses anteriores. No obstante, la sequía se mantiene en determinadas zonas de producción (centro norte de Illinois y este de Iowa y Missouri). Ahora, para los próximos días se esperan precipitaciones que, en parte, serían consecuencia del paso del huracán Irene", expresó a LA NACION Eduardo Sierra, de la Fundación Climagro. El especialista advirtió que el régimen de lluvias tiende a normalizarse en el Medio Oeste de EE.UU.

Sierra destacó que la condición de los cultivos estadounidenses registró un fuerte deterioro entre fines de junio y julio, mientras que en las últimas semanas el estado del maíz y la soja evidenció una mayor estabilidad. "La mejoría climática no implica que la producción de EE.UU. crecerá, sino que ésta no sería todo lo mala que esperaban los operadores de Chicago", agregó.

Para hoy, Seltzer señaló que, a menos que Chicago recupere todo lo que perdió, "seguramente el mercado local abrirá con precios inferiores a los del viernes pasado".

Temas en esta nota