Nueva defensa de Lavagna a las retenciones al campo.

El ministro de Economía dijo que resultaron un mecanismo eficaz para evitar una disparada en los precios de la leche...

Por
17deAgostode2005a las15:17

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, salió a defender hoy las medidas aplicadas por el gobierno para mantener bajo cuerda el precio de los lácteos, al asegurar que la suba de las retenciones a las exportaciones tuvo "efecto en el marco de lo esperado".

En una conferencia de prensa brindada en Casa de Gobierno, donde anunció el envío al Congreso de un proyecto de reforma a la Ley de Defensa de la Competencia, Lavagna remarcó que la implementación de esas medidas evitó la suba en el precio de los lácteos.

"Se hizo un acuerdo de 48 centavos el litro de leche al productor, lo que algún momento llegó a 53 centavos y empezó a haber operaciones que llegaban a 60 centavos, allí fue cuando se tomó la decisión de subir la retención a la exportación" de leche fluida y quesos, explicó el titular de Economía.

Lavagna aseguró que tras la suba de las retenciones, el precio de la leche a boca de tambo quedó "en el orden de los 52 o 53 centavos y se evitó la suba que llegaba a los 60".

Dijo que eso demuestra que "la medida ha tenido el efecto en el marco de lo esperado", y agregó que ese objetivo se dio junto con el propósito de "no afectar al productor, a quien hay que darle una señal de mediano plazo".

Según indicó, ese gesto significa que "hay que producir más porque los mercados internacionales están espectacularmente activos respecto de estos productos y porque el consumo interno, cosa que también es muy bueno, se sigue recuperando".

"De manera tal que la solución de mediano plazo es aumentar la oferta", precisó.

En marzo último el gobierno firmó un acuerdo de precios con el sector lácteo que se iba a extender por 180 días y a los 90 días los industriales lácteos lo dieron "por terminado", sostuvo el Ministerio de Economía al momento de anunciar la suba de las retenciones a las exportaciones del sector lácteo.

Este incumplimiento motivó que el 22 de julio último, a través de la resolución 406 Hacienda dispusiera un aumento de las retenciones a la exportación de leche del 5 al 15 por ciento, mientras que en el caso de los quesos la tasa pasó a ser del 10 por ciento.

Temas en esta nota