Aapresid contestó a los agrarios.

«Su reacción no es más que una obstinación para negar el progreso, los cambios científicos y tecnológicos. Prefieren tener razón, se niegan a aprender y el precio es caro.»

Por
23deAgostode2005a las08:35

«Su reacción no es más que una obstinación para negar el progreso, los cambios científicos y tecnológicos. Prefieren tener razón, se niegan a aprender y el precio es caro.» Con esta frase contundente, Aapresid le respondió a la Federación Agraria Argentina, entidad que criticó a quienes representan a productores de siembra directa y empresarios de punta, al afirmar que en sus congresos defienden una economía libre como forma de favorecer a la producción. «¿Reivindica Aapresid el retorno al menemismo socioeconómico?», decía la entidad que preside Eduardo Buzzi.

«Los comentarios de FAA molestan a esta asociación --dice Aapresid- porque no se corresponden con la verdad. Es una respuesta política, una reacción ideológica propia de un partido político, no de una entidad gremial de productores. Aapresid no es una entidad que persiga fines políticos, no pretende desgastar ni apoyar a ningún partido político, pero tiene ideas y las emplea y difunde. Si estas ideas son útiles, que se pongan en práctica con el gobierno que sea: el actual o el que venga. Que lo haga el que tiene la responsabilidad de gobernar».

Aapresid respondió al comentario porque, dice, los asociados agrarios «no se merecen tamaña confusión. Muchos miembros de Aapresid son socios de la FAA, entre ellos el presidente, Jorge Romagnoli, que no ha querido hasta ahora renunciar a un camino que había iniciado su abuelo. Quizá estos comentarios de las autoridades de FAA persigan su alineamiento político, o quizá no; pero si es cierto que contribuye a confundir a sus seguidores, a las personas que confían en la conducción para progresar».

 

Temas en esta nota