En Brasil, la crisis golpea al campo.

Quejas del ministro de Agricultura...

Por
26deAgostode2005a las08:02

San Pablo, Brasil (Reuters).- La emisión de fondos del gobierno para aliviar las deudas del sector agrícola en Brasil se ha tornado más difícil con el empeoramiento de la crisis política, dijo el ministro de Agricultura, Roberto Rodrigues.

El sector sojero brasileño está capeando una de sus peores temporadas en años. Muchos productores, especialmente del Sur, están al borde de la quiebra debido a los efectos combinados de una sequía y de una moneda local fuerte, que disminuye los márgenes de ganancia.

En una entrevista publicada el miércoles pasado en el periódico Valor Económico: Rodrigues, dijo que "la crisis se está profundizando a cada instante", refiriéndose al peor momento político del gobierno brasileño desde 1992.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva y su Partido de los Trabajadores están concentrados en las múltiples investigaciones del Congreso acerca de acusaciones que van desde la compra de votos en el Congreso hasta el desvío de fondos públicos.

"Estoy cansado. Es muy difícil convencer al gobierno de la crisis que afectará a toda la economía", dijo recientemente Rodrigues mientras se dirigía a líderes en un foro de negocios agrarios en la isla de Comandatuba en la costa del estado de Bahía. Se estaba refiriendo a las ramificaciones que una gran contracción en el inmenso sector agrícola de Brasil tendrían en la economía total, que ya se ha desacelerado.

El ministro dijo que el área cultivada de granos caería un 3% en 2005/2006, el primer retroceso en varios años. Además, los agricultores deberán gastar más en los insumos de la cosecha, como los fertilizantes, por tener sus precios en dólares. "Soy un agricultor y creo en este negocio, pero a veces pierdo el gusto por el juego", dijo Rodrigues, frustrado por las demoras en la emisión de los fondos gubernamentales para aliviar las deudas.

Temas en esta nota