Con la mira apuntada a los rindes.

Nitragin presentó un nuevo inoculante, con factores nod, bacterias que permiten formar nódulos bien temprano...

Por
27deAgostode2005a las08:26

Lograr altos rendimientos requiere de un eficiente manejo de factores ambientales y la integración con procesos productivos para reducir limitaciones en su formación. En el caso de soja, es indispensable asegurar una eficiente nutrición nitrogenada, mayormente aportada en fijación biológica con rizobios.

La práctica de inoculación, aún en lotes rotados con soja, muestra relevantes aportes en toda el área de producción argentina. Los inoculantes brindan cepas seleccionadas para maximizar el beneficio de este proceso y su desarrollo se ha centrado en la supervivencia de las bacterias con ajustes en formulaciones, compatibilidad con productos curasemillas y en las técnicas de manipuleo y aplicación. Sin embargo, para que la fijación biológica de nitrógeno ocurra, no sólo son importantes las bacterias, sino la coordinada "comunicación" entre estas y las plantas de soja. En este proceso naturalmente intervienen varias moléculas específicas emitidas desde las plantas para "activar" la liberación funcional de "señales bioquímicas" desde las bacterias (conocidas como Factores Nod) y así predisponer a las raíces de soja para la formación de los nódulos e iniciar la fijación del nitrógeno.

Los equipos de investigación y desarrollo de la empresa Nitragin, en conjunto con laboratorios del INRA (Francia) y de la Universidad de Tennessee (EE.UU.), logró aislar, identificar, seleccionar, purificar e incorporar factores nod específicos para la formulación de inoculantes para leguminosas. La presencia de los factores nod junto con el inoculante Nitragin Cell Tech permite la formación temprana de nódulos, mejoras en la fijación del nitrógeno y en el crecimiento inicial del cultivo para lograr plantas vigorosas, con mejores condiciones de crecimiento y rendimiento, precisó la compañía.

Desde el año 2000 se evaluó la tecnología Nitragin Optimize en condiciones de campo bajo diferentes ambientes (en EE.UU., Argentina, Paraguay, Brasil, etc.) y condiciones de producción. Y se observó que su aplicación provoca relevantes mejoras en la implantación de los cultivos, en la nodulación, en la cantidad de nitrógeno en las plantas y posterior concentración de proteínas en los granos y aumentos en los rendimientos, informó la empresa.

Por ejemplo, los resultados de su aplicación en Argentina en lotes de producción rotados con soja muestran aumentos en los rendimientos 50% superiores a los alcanzados con la práctica tradicional de inoculación y mayor consistencia en el comportamiento de esta práctica ante condiciones moderadas de limitación en el crecimiento inicial.

Esta nueva generación de tratamientos biológicos está presente en los productos Nitragin Optimize y Nitragin Optimize Full (que, además de las bacterias y de los factores nod, contiene el funguicida-curasemilla Protreat y el aditivo Power, para una mayor compatibilidad y un tratamiento anticipado de las semillas).

Temas en esta nota