Soja: la cosecha podría mejorar.

Las últimas semanas resultaron ser particularmente negativas para el mercado de granos...

Por
29deAgostode2005a las07:53

Más allá del nivel de sobreventa que se observa en las plazas de soja y maíz en Chicago, la continuidad de un clima propicio para el desarrollo de los cultivos atenta contra los «rallies» alcistas.

Es cierto que esta campaña comenzó con complicaciones, pero también cabría a esta altura añadir que la situación ha mejorado bastante significativamente en el curso de las últimas semanas. No será ésta una campaña récord en EE.UU. pero da toda la sensación de que se obtendrán rendimientos adecuados. Desgraciadamente -para nuestros productores- las recientes lluvias del medio oeste han favorecido el desarrollo de la soja en EE.UU. Las recientes bajas abrigan la idea de que las cosechas podrán ser mejores a lo que se esperaba poco tiempo atrás. Esta definición resulta únicamente válida para el mercado de soja, puesto que en maíz el daño de la sequía ya es irreversible y seguramente observaremos recortes productivos en los próximos informes que vaya revelando el USDA. En soja, sí existen posibilidades de contar con rendimientos superiores a los anticipados, y además existe la percepción de que los niveles de uso de la nueva campaña -particularmente en el rubro exportaciones- puedan ser incluso inferiores a lo que el USDA se encuentra proyectando.

Los analistas especulan en qué porcentaje la cosecha de soja podría mejorar, desde el último informe de agosto y el reporte del final de campaña del mes de enero, sobre todo teniendo en cuenta que, en el ciclo anterior, la cosecha «creció» 9,2% en ese lapso. De todos modos, para confirmar cualquier tendencia en este sentido deberíamos dejar transcurrir unos días más, hasta que finalice el período de llenado de granos.

• Impacto negativo

Los números de soja, a nivel mundial, lucen positivos aunque este efecto se neutraliza por el impacto negativo de los stocks iniciales. El USDA proyecta una producción mundial 2005/''06 de granos oleaginosos de 377,3 mill./t, por debajo de los 379,2 mill./t obtenidos en el ciclo anterior y sería entonces ésta la primera caída productiva desde la campaña 1995/''96. La producción mundial de soja alcanzaría -según el USDA- los 216,8 mill./t, solamente 2,5% por encima de la producción del año anterior y asumiendo rendimientos adecuados en Sudamérica. Este crecimiento productivo no se compadece con el aumento del consumo, que ha crecido a una tasa de 5% anual, que a los niveles productivos actuales representa casi 10 millones de toneladas.

El USDA reveló el informe sobre el estado semanal de los cultivos, relevamiento que va perdiendo ya algo de importancia en este tramo final de la campaña norteamericana. El maíz en situación «bueno a excelente» totaliza 50%, un punto porcentual por debajo de lo revelado la semana anterior. La soja en esta situación alcanza 52%, un punto por encima de lo informado la semana previa, aunque el mercado aguardaba una mejora aún mayor, del orden de los tres puntos porcentuales. La fuerte presión de los fondos determinó un nuevo mínimo del contrato para el maíz en esta semana, en tanto que las posibilidades de buen clima en el medio oeste al finalizar el ciclo sojero determinaron que la posición noviembre en Chicago perfore los u$s 6 por bushel, el nivel más bajo observado desde mediados de abril.

Temas en esta nota