El fertilizante acompañará el crecimiento.

Hoy se utilizan 2,5 millones de toneladas de nutrientes; este volumen se deberá duplicar en cinco años para que se pueda expandir la producción de granos y oleaginosas...

05deSeptiembrede2005a las07:55

"El volumen total de fertilizantes que se aplica en la actualidad es de 2,5 millones de toneladas. Esta cifra, comparada, por ejemplo, con lo que utiliza Brasil, que supera los 20 millones de toneladas, es baja, pero en relación con lo que se utilizaba en la Argentina en 2002, que significó cerca de 1,4-1,5 millón de toneladas, el crecimiento ha sido tremendo", señaló Eddy Fay, vicepresidente de la Cámara de Sanidad y Fertilizantes (Casafe).

El especialista destacó que ese crecimiento se dio, en principio, por una razón estructural, "el productor se ha dado cuenta que estamos minando el suelo, estamos extrayendo tres veces lo que incorporamos", dijo. Sostuvo, además, que al principio de los 90 había, por ejemplo, entre 20 y 25 partes por millón (ppm), de fósforo en el suelo en la zona núcleo. Hoy para tener los mismos rendimientos con solamente 8 ppm, "hay que agregarle sí o sí fósforo al suelo."

También están los resultados de aplicar fertilizantes. Se ve que no es un costo, es una inversión. Tanto es así, que se están utilizando en forma acentuada en la soja, algo que antes no se hacía en absoluto.

Con relación a la posibilidad de llegar a una producción sustentable de 100 millones de toneladas de granos y oleaginosos en 2010, Fay recordó un informe realizado por la Fundación Producir Conservando que señala que para ese tonelaje la aplicación de fertilizantes deberá tener una tasa de adopción superior a la actual: como mínimo, se tendrá que duplicar el volumen en los próximos cinco años, cercano a los 5 millones de toneladas de fertilizantes, incluyendo lo que se utiliza en otros cultivos como frutas, hortalizas y pasturas.

"La única manera de producir un volumen de 100 millones de toneladas de granos es aumentando la productividad por unidad y para ello, los fertilizantes son el motor de esta revolución. La correlación entre producción y uso de fertilizantes es muy alta y este insumo llega a explicar más del 30% del rendimiento en promedio de los cultivos", aseguró Fay.

Retorno

Agregó que todas las instituciones, caso Inpofos, INTA, Aapresid y las diferentes cámaras, muestran que la eficiencia de uso de los fertilizantes, medida en kilogramo de grano necesario por kilogramo de nutriente aplicado, aún con las actuales relaciones insumo/producto superan a la inversión, por lo cual "no hay riesgo de no tener retorno de la inversión con una práctica correcta de la fertilización (ver Inpofos/ Simposio de Fertilidad 2005, Congreso de Aapresid, medios de divulgación de información técnica, etcétera)".

Dijo, también, que ya que la tendencia es "que volvamos a tener más superficie de soja, la recomendación a los productores es que tengan en cuenta que fertilizar este cultivo es un muy buen negocio. Por cada dólar, el retorno es de 1,8 a 2,2 dólares (180% al 220% de la inversión)".

Productos más utilizados

Entre los fertilizantes más utilizados se encuentran básicamente los nitrogenados y los fosforados, luego los azufrados y, por último, los potásicos que se agregan muy poco porque hay mucho en el suelo argentino; no obstante, puede llegar a ocurrir lo mismo que con los otros nutrientes, "los vamos a ir minando". Dentro de los nitrogenados se destaca la tradicional urea, con dos empresas productoras en la Argentina, pero que también se importa porque se consume más de lo que se produce. También están los fertilizantes líquidos, como el UAN (nitrato de amonio) y después los líquidos azufrados. Entre los fosforados se encuentran los típicos fosfato diamónico, monoamónico, el superfosfato simple (que a fines de año se va a comenzar a producir por primera vez en el país, "algo impensado poco tiempo atrás"), y también el tri

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota