Recomendaciones para la siembra en el centro sojero de Buenos Aires.

En la zona de 25 de Mayo, adelantar la fecha de siembra del cultivo de soja puede ser una alternativa para la obtención de mejores rendimientos...

Por
08deSeptiembrede2005a las08:35

En la zona de 25 de Mayo, adelantar la fecha de siembra del cultivo de soja puede ser una alternativa para la obtención de mejores rendimientos. La recomendación fue hecha en una de las reuniones técnicas organizadas por SPS.

SPS está convocando a productores y técnicos a participar de una serie de reuniones de capacitación sobre soja en las que además presenta sus dos variedades del grupo IV largo que resultaron las de mejor performance en las evaluaciones de la Red Nacional de Evaluación de Cultivares de Soja (RECSO) de la campaña 2004/05. Se trata de SPS 4900 y SPS 4500, primer y segundo puesto en los ensayos nacionales coordinados por el INTA.

En la reunión técnica organizada en la localidad de 25 de Mayo, el Ing. Héctor Baigorrí, ex coordinador de la Red Nacional de Ensayos de Cultivares de Soja (RECSO) y asesor privado, recomendó a productores y técnicos de la zona prestar especial atención a la fecha de siembra, teniendo en cuenta la disponibilidad hídrica de los suelos, aventajada en el caso de la región centro por el creciente uso del riego artificial y al aprovechamiento de las napas freáticas. La instalación de freatrímetros en los campos comienza a ser una práctica comun en algunos productores de la zona, que no quieren dejar escapar ningún detalle.

Para Baigorrí, la elección de la fecha de siembra es uno de los principales factores a tener en cuenta para la obtención de altos rendimientos. En cada cultivar, la elección de la fecha de siembra está condicionada por la temperatura, fotoperíodo, régimen hídrico y práctica de manejo, de manera de optimizar su estado fisiológico general al comienzo de su período crítico, que en soja corresponde entre R4 a R6.

Cuando las condiciones hídricas no son limitantes, como podría ser el caso de algunas zonas de la región, el adelanto en la fecha de siembra proporciona condiciones ambientales más favorables para la obtención de rendimientos potenciales.

Sobre este punto, el especialista en soja consideró que el rendimiento para una determinada fecha de siembra será mayor en el grupo de madurez que coincida su período crítico con las mejores condiciones ambientales, por lo cual, seguir de cerca los pronósticos climáticos es un buen elemento para la toma de decisiones. El rendimiento de grano se reduce atrasando la fecha de siembra, varía entre 20 a 30 kg/ha por cada día de atraso en la fecha, influenciado también por los cultivares y ambientes.

En el caso de grupos de madurez cortos y fechas de siembra tempranas, el especialista aconsejó el acortamiento en la distancia entre hileras. El cultivar con mayor rendimiento no es siempre el mismo en todas las fechas de siembra, ni tampoco todos los años, aclaró el especialista destacando que lo que funcionó en la campaña pasada no necesariamente tendrá éxito en ésta. Analizar los pronósticos climáticos a mediano plazo, el nivel de las napas y la actitud del suelo en el que se va a sembrar, permiten tomar decisiones sobre los materiales a usar (grupo de madurez y variedad) y previsiones sobre los resultados que se podrán obtener.

Temas en esta nota