Día Nacional del Agricultor - Por fyo.com

Pertenecer a una colectividad significa compartir con los otros miembros ideas o rasgos comunes, sentimientos y creencias, suficientes para poder identificarse con el "nosotros" que constituyen.

Por
08deSeptiembrede2005a las13:37

Pertenecer a una colectividad significa compartir con los otros miembros ideas o rasgos comunes, sentimientos y creencias, suficientes para poder identificarse con el "nosotros" que constituyen.

Esperanza es bien conocida por ser un "crisol de razas", fruto de una mezcla entre los diferentes grupos de extranjeros , suizos, alemanes, franceses, italianos, belgas y luxemburgueses, que a ella llegaron.

La población fundadora arriba a Esperanza el 8 de septiembre de 1856. Doscientas familias colonizadoras llegaron a esta geografía santafesina entre fines de enero y comienzos de febrero.

Santa Fe practicaba antes de la llegada de los inmigrantes una industria pecuaria para el consumo local y el pequeño comercio de cueros. Las tierras donde se establecieron las primeras colonias agrícolas formaban una llanura limitada por el río Salado al este.

En junio de 1853, el ministro de Gobierno de la Provincia de Santa Fe, Manuel Leiva, en representación del gobernador, Domingo Crespo, y el empresario salteño, Aarón Castellanos, firmaron el Contrato de Colonización Agrícola bajo el sistema de "subdivisión de la propiedad" que otorgaba una concesión de tierra a cada familia colonizadora.

En 1855, por cuenta y orden del gobierno provincial, había comenzado la construcción de los ranchos, la división y el mejoramiento de las tierras, en terrenos denominados de Iriondo, sobre la margen derecha del Río Salado.

Los inmigrantes produjeron grandes cambios en el sistema alimenticio. La dieta básica era la carne, se introdujo el consumo de productos lácteos, se preparaba la manteca casera. La carne sólo era consumida por el agricultor en la época de cosecha. Las bebidas eran el agua, el mate adoptado de los criollos, el vino y la cerveza.

Fue así como poco a poco, la entonces colonia Esperanza se convirtiera en una referencia para el mundo.

Con estirpes raciales se alimentó Esperanza. Con esta sangre se fecundó. Pero en su tierra así fundada, hubo desde entonces, un surco para que toda mano honrada pudiera arrojar su semilla en el predio del bien común, sin que nadie le preguntara: ¿quién eres?, ¿de dónde vienes? ¿Cómo piensas? Existió siempre como herencia noble, la tolerancia necesaria que se traducía en esta invitación: si quieres construir bajo el signo de la libertad, construyamos.

En 1979, La Secretaría de Turismo de la Nación declara a Esperanza "sede permanente de la "Fiesta Nacional de la Agricultura" y al 8 de septiembre "Día Nacional del Agricultor".

Temas en esta nota