El dólar cerró una semana estable.

La divisa norteamericana se mantuvo pese a las presión vendedora y cotizó a 2,885 pesos para la compra y 2,915 el tipo vendedor. El Central compró u$s22 millones...

Por
10deSeptiembrede2005a las08:43

Las intervenciones del Banco Central alcanzaron en parte para contener durante la semana la presión vendedora que genera la entrada de divisas, tanto por el lado de los exportadores como de los capitales extranjeros que son atraídos por la rentabilidad de los bonos.

En ese marco el dólar al público terminó medio centavo (-0,17%) por debajo de los valores de la semana pasada al quedar en 2,885 pesos para la compra y 2,915 el tipo vendedor, con un máximo de 2,92 en las agencias un tanto alejadas del radio céntrico. Además, el peso se depreció 0,17 por ciento en la semana.

En esta ocasión, el Banco Central registró un saldo de 22 millones de dólares de su compra- venta mayorista y de sus liquidaciones a importadores.

Mientras, en las plazas del viejo continente, el euro se mantuvo estable respecto a la moneda norteamericana por la recuperación de la confianza en el billete y la ausencia de datos económicos.

"El tipo de cambio mayorista aumentó 0,60 centavos impulsado por una circular del Banco Central (BCRA) que busca evitar la oferta desmedida de divisa", recalcó a DyN Carlos Lizer de Puente Hermanos.

"Asimismo, y como es habitual, el BCRA intervino en el mercado. También, se detectaron comprando a algunos bancos privados locales", agregó.


Para equilibrar las fuerzas del mercado cambiario el Banco Central compró el miércoles una cifra récord de 189,2 millones de dólares y hasta ayer llevaba incorporados a sus reservas internacionales un total de 479,5 millones en lo que va de setiembre.

Entre bancos o en el sector mayorista el billete estadounidense cerró hoy a 2,9125 pesos con una suba del 0,25 por ciento respecto del jueves, mientras el tipo transferencia quedó 0,30 por ciento arriba en 2,911.

Los operadores cambiarios no avizoran modificaciones sustanciales en el comportamiento del mercado y aseguran que la cotización del dólar seguirá estabilizada en el actual rango de precios que defiende la autoridad monetaria.
De manera que las expectativas siguen colocando al Banco Central como uno de los pocos compradores que se presenta diariamente en el mercado mayorista de divisas.

Las operaciones a futuro reconocían un valor de 2,912 pesos para los contratos que vencen a fin de mes en el Rofex de Rosario y se pagaba 2,915 para los vencimientos de octubre próximo.

Por otro lado, las tasas de interés que se ofrecen en el segmento de los depósitos se reacomodaron ligeramente hacia arriba a pocos días del aumento que convalidó el Central en el rendimiento de las Letras.

Los depósitos a 30 días exclusivamente accedieron a una tasa promedio del 0,33 mensual, equivalente al 3,70 por ciento anual, pero en los plazos más largos que exceden los 60 días fue donde se registró el mayor reacomodamiento alcista.

Las imposiciones a más largo plazo o que exceden los dos meses lograron una tasa mensual del 0,46 mensual o del 5,66 por ciento en términos anuales. Entre bancos o en el circuito mayorista de dinero los préstamos a corto plazo.

Temas en esta nota