Aumentará un 40% la inversión pública en infraestructura.

Una prioridad es el transporte eléctrico...

19deSeptiembrede2005a las09:46

"Dime en qué gastas y te diré cómo piensas", podría ser una frase para entender un presupuesto. Así es como el proyecto oficial de gastos para 2006 evidencia el interés del gobierno de Néstor Kirchner por la inversión pública en infraestructura, que aumentará el 40,3%, en $ 3201 millones.

Dentro de este rubro, la partida que más crece (un 83,5%, o $ 1434,6 millones) es la de energía, combustibles y minería. El Gobierno busca "el abastecimiento interno de gas y electricidad y el cumplimiento de los compromisos asumidos con terceros países", según dice el proyecto, en alusión a Chile, Uruguay y Brasil.

También se fomentará la construcción de gasoductos -el proyecto del Nordeste (NEA), que traerá gas boliviano, se relanzará en marzo-, la ampliación de otros, el tendido de líneas de transmisión eléctrica -principalmente, la que conectará Choele Choel (Río Negro) y Río Gallegos- y la explotación de los recursos energéticos y mineros (habrá transferencias para gastos corrientes por $ 39,5 millones para la reestatizada Yacimientos Carboníferos Río Turbio).

El año próximo se pondrá en marcha el Programa para el Desarrollo Integrador del Norte Grande, que incluye $ 206,9 millones, que se utilizarán en una línea eléctrica de 500 kilovatios que unirá el NEA y el Noroeste (NOA). El programa también contempla otras obras, tales como caminos. Unos $ 130 millones irán al tramo de la ruta 81 que une Las Lomitas (Formosa) con la provincia de Salta.

La política energética también contempla más importación de fuel oil para abastecer a las centrales térmicas, y un préstamo de $ 500 millones para el fondo de estabilización de tarifas eléctricas. Se gastará un 19,6% más en subsidios al consumo residencial de gas.

La segunda partida de infraestructura que más aumenta es la de vivienda, en $ 601,5 millones o el 29,9%. El año próximo se iniciarán acciones por la emergencia habitacional y se continuarán el Plan Federal de Vivienda -que levantará 300.000 unidades entre este año y 2007-, el mejoramiento de barrios -incluidos asentamientos en Rosario- y el Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi).

La tercera partida que crece en términos absolutos es la de transporte, unos $ 556,9 millones, el 19,7%. Se destacan los contratos de recuperación y mantenimiento (Crema) de rutas, las obras de mejoramiento de carreteras, las vinculadas a pasos fronterizos y corredores de integración y las correspondientes a las concesiones viales.

Con $ 189,1 millones se mejorará el camino de Gualeguaychú a Paso de los Libres. Unos 60 millones irán al viaducto ferroviario que atraviesa la laguna La Picasa; 57 millones, a la construcción de la autopista Rosario-Córdoba, y unos 8,2 millones al acceso al glaciar Perito Moreno.

El proyecto de transporte urbano de Buenos Aires contará con $ 189,1 millones para la rehabilitación de la línea A de subte, pasos de vías a nivel y tres centros de trasbordo en el conurbano. Al ferrocarril General Belgrano se le enviarán para gastos corrientes $ 46,3 millones. De los $ 785,2 millones de transferencias de capital al sector privado, la mayoría subsidiará la inversión ferroviaria.

Las obras de agua potable y mantenimiento recibirán un 33% más de fondos, un aumento de $ 108,1 millones. En este rubro se incluye la asistencia técnica y financiera a prestadores de servicios sanitarios, entre ellos, la concesión que hasta ahora explota Aguas Argentinas.

Unos $ 38,6 millones se destinarán a desagües pluviales de los accesos a la Capital Federal, y 25,9 millones, al levantamiento de una planta depuradora cloacal para Hurlingham, Morón, Ituzaingó y 3 de Febrero. Se emprenderán obras para prevenir inundaciones en el NEA, Santiago del Estero, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Chubut.

Temas en esta nota