Siembra: preparándose para la soja.

Es época de siembra y es importante internalizar la compleja maquinaria desarrollada a lo largo de varios años por parte de fabricantes...

Por
24deSeptiembrede2005a las08:09

Es época de siembra y es importante internalizar la compleja maquinaria desarrollada a lo largo de varios años por parte de fabricantes, productores e investigadores de manera de lograr una óptima implantación del cultivo en condiciones severas. 

Es importante conocer bien la maquinaria con la que se trabaja.
 
Lo que hoy denominamos sembradora es una máquina que cumple múltiples funciones en tandem buscando tanto la eficiencia operativa (número de hectáreas sembradas por unidad de tiempo) así como la eficiencia real de siembra, establecida entre el número de plantas logradas por semillas viables sembradas.

Adicionalmente se le está pidiendo tareas complementarias como la de fertilización.
Microlabranza. Es la primera labor que realiza toda sembradora en la zona donde luego se alojará la semilla.

Esta acción es llevada a cabo por los órganos labrasurcos que han evolucionado y presentan una serie importante de opciones de tipo de cuchillas de acuerdo con las exigencias particulares del terreno.

Será importante analizar el ancho de la franja trabajada por las cuchillas que depende de la profundidad de las acanaladuras.

En los casos que sea muy angosto se corre el riesgo que ante pequeños desplazamientos laterales el abresurco trabaje en terreno no trabajado.

En el otro extremo el exceso en el ancho laboreado, incrementa la posibilidad de germinación de malezas en la hilera del cultivo.

La cantidad y tipo de rastrojo que presenta el lote es determinante de la elección de cuchillas con menor profundidad de acanaladuras o del agregado de una cuchilla lisa inicial por delante.

Es importante conocer que las cuchillas no tienen succión positiva y por lo tanto trabajan y penetran el suelo gracias al peso que se aplique sobre las mismas.

El grado de rotura y desmenuzamiento de la tierra trabajada estará en función de la profundidad de las acanaladuras o de la opción de trabajar con dos cuchillas posicionadas de diferentes maneras en tandem, desplazadas o superpuestas.

Dosificación. Muchas veces se analiza únicamente el tipo de dosificador con que cuenta un equipo olvidándose que los diferentes órganos de conducción inciden en la dosificación final.

También debemos considerar las cajas de cambio y los sistemas de conducción. Hoy el mercado ofrece múltiples variantes en lo que respecta a tipos de dosificadores, los cuales se pueden agrupar en orden decreciente de precisión teórica de la siguiente manera:

- Dosificadores neumáticos por succión o por presión.
- Dosificadores mecánicos de precisión.
- Dosificadores mecánicos a placas.
- Mecanismos de dosificación de grano fino (roldada, rodillos acanalados, chevrón).

Temas en esta nota