Industriales y trabajadores molineros vuelven a la carga

La elevada carga impositiva que pesa sobre la molinería nacional está determinando incrementos en la evasión sectorial al fisco, por los cual José del Carril, director ejecutivo de la Federación Molinera, aseguró que si no se encuentra una solución a ese problema "habrá crisis en la industria".

Por
27deSeptiembrede2005a las08:34

La elevada carga impositiva que pesa sobre la molinería nacional está determinando incrementos en la evasión sectorial al fisco, por los cual José del Carril, director ejecutivo de la Federación Molinera, aseguró que si no se encuentra una solución a ese problema "habrá crisis en la industria".

En ese contexto, el empresario puntualizó que de no hallarse salida a la evasión impositiva en esa actividad, "vamos a encontrarnos con una crisis en las industrias en un futuro no muy lejano", así como que el sistema tributario vigente "incentiva la evasión que desborda el sector".

Del Carril estimó que la evasión actualmente "es de un 40%, el circuito es muy grande, cada día mayor y va desde la compra de granos hasta las panaderías", datos a pesar de los cuales "el ministro de Economía, Roberto Lavagna, no recibe a los referentes del sector".

Agregó, en el mismo sentido, que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quién intervino en la anterior medida de fuerza, "tampoco ha dado ninguna respuesta".

El representante de los molineros remarcó que luego del último paro, que se levantó debido a la preocupación del sector de panaderos por las repercusiones que podría tener para los trabajadores, se incorporó a la industria panadera a la mesa de trabajo, "para tener una posición más importante para negociar y ver si podemos llegar a la Presidencia".

También remarcó que la industria molinera "ha sido una de las pocas que ha propuesto y financiado medidas para detener la evasión en su sector, cuando en 1997 instalaron en todos los molinos los caudalímetros".

"La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) tiene la obligación de controlarlos mensualmente, se lleva los datos, los que deberían ser controlados con las declaraciones individuales de IVA y donde surjan diferencias importantes deberían ser sancionados", señaló.

Finalmente, Del Carril puso de relieve que "desde hace muchos años venimos diciendo que debemos actuar sobre las causas y la causa está en esta distorsión en el sistema del IVA, pensemos que el molino que vende en negro puede tener diferencias de hasta el 30%", concluyó.

Temas en esta nota