Trigo: finalizó la siembra y hace falta agua para el buen desarrollo del cultivo

El cereal ocupó 5 mlns de hectáreas. Bajas temperaturas demoraron el avance del maíz. Informe del girasol.

Por
27deSeptiembrede2005a las09:32

El cereal ocupó 5 mlns de hectáreas. Bajas temperaturas demoraron el avance del maíz. Informe del girasol.

La siembra de trigo de la campaña 2005/06 de Argentina finalizó la semana pasada, según informó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), que detalló el territorio trillado abarca un área menor a la prevista debido a la falta de humedad de los suelos y que se necesitan lluvias para asegurar el desarrollo del cultivo.

Los relevamientos realizados por la Sagpya hasta el jueves indican que los productores ocuparon con trigo unas 5 millones de hectáreas, por debajo de la estimación del gobierno del mes pasado de 5,3 millones de hectáreas.

"El cultivo presenta, en general, un buen desarrollo" en la provincia de Buenos Aires pero "en la región sudoeste, sería necesaria la ocurrencia de lluvias para asegurar una reserva adecuada de humedad en el perfil del suelo", informó la Secretaría en su reporte semanal sobre avances de la siembra.
Mientras tanto, en Córdoba "comienzan a visualizarse, en toda la provincia, los efectos de la falta de humedad en el perfil del suelo, por lo que se necesitan precipitaciones en el corto plazo para no afectar los futuros rindes".

Santa Fe y La Pampa también necesitan más agua para que el trigo evolucione positivamente. Las recientes heladas en Santa Fe produjeron algunos daños de magnitud diversa en los cultivos.

Estado de la siembra de maíz y girasol

Los productores argentinos sembraron el 17 por ciento de las 3,15 millones de hectáreas previstas para maíz del ciclo 2005/06, 3 puntos porcentuales por debajo del ritmo de implantación del año último.
La siembra del cereal comenzó en algunas áreas de la región central de Buenos Aires y en el noreste de Córdoba. En tanto, en Santa Fe se implantó el 54 por ciento del área prevista, mientras que en Entre Ríos los agricultores sembraron el 52% de la superficie estipulada.

"En general, las bajas temperaturas demoran el inicio de las actividades", según el informe de la Sagpya.
Por otro lado, la siembra de girasol alcanzó el 22 por ciento de los 2,4 millones de hectáreas pronosticados para el oleaginoso del ciclo 2005/06, con un ritmo de implantación superior en 10 puntos porcentuales al del año último.

En Chaco y de Santiago del Estero, las tareas de implantación se encuentran prácticamente detenidas ante la creciente falta de humedad.

En Buenos Aires "se sigue observando un fuerte movimiento en preparación del suelo", aunque se necesitan lluvias para continuar con las labores.

 

Temas en esta nota