Es indispensable reducir la alícuota del IVA en la harina de trigo.

La industria molinera opera con un alto nivel de evasión del IVA, lo que deriva en una aguda competencia desleal...

Por
28deSeptiembrede2005a las08:54

La industria molinera opera con un alto nivel de evasión del IVA, lo que deriva en una aguda competencia desleal que está llevando a una progresiva precarización de las empresas que actúan dentro de la ley. Los resultados son falta de inversión, aumento del empleo en negro e incumplimiento de normas mínimas de salubridad.

Las causas de esta situación se encuentran en la disparidad de alícuotas en la cadena trigo-harina-pan. El trigo tiene una alícuota del 10,5% y la harina, del 21%, lo que hace que se acumulen mayores diferencias entre créditos y débitos fiscales en el sector molinero, por lo que hay un mayor beneficio para el evasor.

El pan común, destino de aproximadamente el 70% de la harina, está exento, por lo que el panadero no puede descargar de sus costos el IVA de sus compras, lo que incentiva, a su vez, la compra en negro. A esto se suma la comercialización en negro del trigo, del cual existe una fluida oferta con diferenciales de precios que pueden alcanzar hasta un 15 por ciento.

La cadena trigo-harina-pan es la única que presenta este tratamiento diferenciado en las alícuotas del IVA y que tiene una relación muy directa en lo que hace al índice de costo de vida. En otros casos en que se han implementado bajas en este impuesto, se han aplicado para toda la cadena, como en el caso de las carnes y de las frutas y hortalizas.

Por Arturo Navarro.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota