Poco margen para que repunte el trigo.

Las condiciones meteorológicas fueron cambiantes, ya que durante los últimos días de la semana anterior hubo algunas lluvias aisladas y dispares...

01deOctubrede2005a las06:12

Las condiciones meteorológicas fueron cambiantes, ya que durante los últimos días de la semana anterior hubo algunas lluvias aisladas y dispares, que se concentraron en cuatro focos ubicados en la zona sur de la confluencia de Córdoba y Santa Fe; oeste de La Pampa; este de Buenos Aires; y este de Entre Ríos.

En esos lugares los milimetrajes fueron interesantes para repotenciar la actual campaña de cultivos invernales, y para enfatizar la de grano grueso, ya que los registros rondaron entre 30 milímetros y más de 50 milímetros.

En el resto de la región los guarismos fueron muy bajos o prácticamente nulos, lo que complica la situación de las producciones en marcha y las posibilidades de apurar las siembras de maíz y girasol.

Las condiciones climáticas se fueron estabilizando con el avance de la semana, lo que trajo un paulatino incremento de la temperatura y un persistente viento del sector norte.

Luego, entre miércoles y jueves, volvió a inestabilizarse la situación, con nuevas lluvias, principalmente sobre la zona sur y centro de la región. Se ha registrado también la caída puntual y aislada de granizo en algunas localidades santafesinas. Además, al cierre de este informe se estaban produciendo lluvias en la parte este de la región pampeana.

En la provincia

Traslasierra. Entre viernes y sábado pasados cayeron, en forma muy aislada y puntual, algunos milímetros de lluvia, pero la realidad ambiental todavía impone serias restricciones a toda la zona, a raíz de la sequía instalada. Además, se han producido incendios de campos y pérdida de flora y fauna. En la zona de riego la cosecha de papa de invierno está entregando para la venta las últimas tandas. La papa implantada, en tanto, –que sufrió las heladas de semanas– muestra distintos grados de afectación. Por su parte, la actividad en secano se encuentra totalmente frenada.

Cruz del Eje. La situación ambiental sigue complicada; no llueve y los vientos han secado aún más los suelos.

También hubo incendios de campos y hay problemas con el suministro de agua para riego por la bajante del nivel del dique y por otras complicaciones administrativas. Si bien (por ahora) la demanda no es elevada, peligra cualquier implantación proyectada para el futuro inmediato. La cosecha de ajo progresa con buenos rendimientos y la de cebolla comenzará en los próximos días. Los olivos, en tanto, se encuentran en plena floración. En secano no hubo progresos palpables.

Norte. No se registraron lluvias, por lo que se profundiza el panorama detrimental del área, a excepción de algunas zonas donde cayeron unos pocos milímetros aislados en setiembre. Los trigos se están deteriorando aceleradamente, y los campos naturales de pastoreo ofrecen escaso ramoneo de arbustos y árboles nativos.

Este. Hacia Freyre, San Francisco y localidades aledañas cayeron lluvias de bajo milimetraje al cierre de la semana anterior (entre 3 y 10 milímetros). Luego, el viento y el incremento térmico desdibujaron los beneficios y obstaculizaron la continuidad de la siembra de maíz. Por su parte, los trigos se muestran muy sufridos (están entrando a la etapa de espigazón). También están pendientes de nuevas lluvias las siembras de sorgos, mohas y verdeos de verano.

Río Primero. También llovió poco durante los últimos días de la semana anterior. Los guarismo fueron muy dispares, y rondaron entre 4 y 15 milímetros, por lo que no alcanzaron para recomponer a los trigales, que se encuentran ingresando o en plena espigazón.

Se cree que, en virtud del desarrollo de la campaña, los rendimientos podrían promediar no más de 20 quintales por hectárea. En tanto, los maíces tempranos han demorado el nacimiento por falta de humedad y tem

Temas en esta nota