Se inician hoy los talleres para el desarrollo rural

06deOctubrede2005a las09:00

Los encuentros arrancan esta tarde en Colonia Yeruá y tendrán continuidad en Villa Paranacito, Nogoyá, María Grande y Ramírez. Los objetivos son acordar cuáles los principales problemas y también las fortalezas de distintas áreas territoriales de la provincia, realizar un diagnóstico y proponer las bases para un Programa de Desarrollo Rural Provincial. Están invitados representantes de entidades públicas y privadas y, especialmente, los pequeños y medianos productores.

Esta tarde, a partir de las 15, en la localidad concordiense de Colonia Yeruá, darán comienzo los talleres participativos para el desarrollo rural de Entre Ríos. La actividad será desarrollada en forma conjunta por la Secretaría de la Producción, el Consejo General de Educación, la Secretaría de Agricultura de la Nación, el Proinder, el INTA, y el Programa Social Agropecuario.

Desde la organización se explicó que para los citados talleres están convocadas todas las entidades y personas vinculadas con el ámbito rural, especialmente los pequeños y medianos productores y los trabajadores rurales transitorios. Se convocó, asimismo a las juntas de gobierno, municipios, secretarías de la producción, de acción social, de desarrollo local, escuelas, INTA, técnicos y representantes de PSA-Proinder, cooperativas, organizaciones de productores y de la población civil en general, ONG´s, iglesias, etc.

OBJETIVOS. Los objetivos que se persiguen con el trabajo a encarar son, entre otros, acordar los principales problemas y también las fortalezas de distintas áreas territoriales de la provincia, y establecer en el diagnóstico las bases para un Programa de Desarrollo Rural Provincial.

Entre Ríos es una provincia rica en recursos naturales y aún con una gran cantidad de población rural y de productores agropecuarios. Posee una diversidad de ambientes ecológicos que se extiende desde la costa del Uruguay a la del Paraná en los cuales la población rural vive tanto en los pueblos y caseríos como en el campo. Sin embargo, existe una gran preocupación: el campo se está quedando sin familias.

Entre 1988 y 2002 desaparecieron 4.790 establecimientos agropecuarios de los cuales el 87 % eran menores a 100 hectáreas y estaban ocupados por pequeños productores. En paralelo, la migración hacia las ciudades provocó que la población rural disminuyera drásticamente. En estos últimos 20 años, el ámbito rural del centro-sur de la provincia perdió más de 60.000 personas, especialmente jóvenes. A ello se suma el aumento de la pobreza que afecta a todos los departamentos llegando en algunos de ellos a tener más del 40 % de la población rural pobre.

La diversidad de las actividades productivas en el área centro-sur es muy importante y con un perfil agroindustrial marcado. Las actividades regionales como la producción lechera, citrícola, avícola, forestal, apícola, arrocera, de arándanos, etc. tienen un desarrollo tecnológico alto en las cuales la participación de los pequeños productores es escasa y en algunos casos marginal. La agricultura y la ganadería se extienden en casi toda el área centro-sur. La producción de soja ha crecido en los últimos años reemplazando a la ganadería y otras actividades en varias zonas que ofrecían más cantidad de puestos de trabajo local.

En las diversas reuniones y encuentros la preocupación por la educación y el funcionamiento de las escuelas rurales fue muy importante. Si bien la provincia tiene en promedio un nivel de analfabetismo del 2,3 %, en muchas localidades rurales este porcentaje es mucho mayor.

EDUCACIÓN Y SALUD. Otro tema planteado por padres y maestros es la deserción escolar y el difícil acceso a la educación polimodal para los jóvenes rurales. En varias zonas también se planteó que el sistema de salud no cubre las necesidades de toda la población rural faltando centros de salud y mayor acceso a l

Temas en esta nota

    Load More