A la espera del contagio externo: mercados de trigo, maíz y soja. - Flavia Rossi (*)

El flojo desempeño de las ventas del trigo blando ha hecho de Kansas el mercado más firme, aunque luego de varios meses de bajas Chicago empezó a mostrar cierta recuperación.

05deOctubrede2005a las15:47

El flojo desempeño de las ventas del trigo blando ha hecho de Kansas el mercado más firme, aunque luego de varios meses de bajas Chicago empezó a mostrar cierta recuperación. Los compromisos externos de Estados Unidos han alcanzado casi la mitad del saldo potencial quedando levemente por encima del año pasado.

No hay que hacerse falsas expectativas; la demanda seguirá muy competitiva. Se espera que la participación de los países del Mar Negro se mantenga activa al igual que el apoyo a las exportaciones que está haciendo la Unión Europea -en la última licitación las restituciones fueron de 7,5 euros por tonelada.

La cosecha ya está terminada, con la atención puesta ahora en la siembra de las variedades de invierno. Si bien se necesita más humedad para avanzar con la siembra -que en todo el país promedia el 25% contra el 22% promedio- se esperan lluvias para los próximos días.

El hecho de ser el producto en el cual los fondos han mantenido posiciones netas vendidas durante los últimos 6 meses le imprime cierto optimismo a este producto. El mayor interés que están mostrando los inversores en los commodities frente a las subas del petróleo hace del trigo uno de los blancos para sus compras: los valores están bajos y el comportamiento reciente daba señales técnicas de recuperación.

El mercado local sigue flojo, mostrando cierta recuperación por las mejoras internacionales. La continuación de las compras de los exportadores y la poca reacción que han mostrado los precios han dejado abierta la posibilidad de que la producción de este año haya sido mayor. Los compromisos de los exportadores están cubiertos (casi 11 millones de toneladas compradas contra 10,1 millones comprometidos hacia mediados de septiembre). Los precios disponibles en el Sur han llegado a cotizar por debajo de los $275, aunque por las mejoras externas las ofertas llegaron a estar por encima de los $300 el viernes 23 de septiembre. Hace 2 meses que no se realizan nuevos negocios sobre la campaña 2005/06 y los precios aflojaron. La recuperación de estos valores depende en gran parte de que la recuperación externa se materialice.

Los precios del maíz y de la soja en Chicago sufrieron un nuevo golpe cuando el 12 de septiembre el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ajustó al alza sus estimaciones de producción llevándolas a 270,2 y 77,7 millones de toneladas respectivamente (3 y 2 respecto al mes anterior). Ese día los precios cayeron un escalón que no volvieron a recuperar en las dos semanas posteriores corriendo para abajo los nuevos soportes. Los futuros de la oleaginosa cotizaban el viernes a USD 211 (574 centavos de dólar por bushel) mientras que los del cereal lo hacían en USD 82 (208 centavos).

Los principales factores que dirigen los precios son similares en estos dos mercados. Se espera de que los rindes efectivos de ambos cultivos sean mayores, la cosecha está avanzando y se anticipa que la mercadería fluya al circuito con mayor intensidad por problemas de espacio. Con estas variables de fondo, sería comprensible que las tendencias actuales se mantengan durante las próximas semanas hasta tanto haya definiciones por el lado de la oferta.

Las exportaciones están avanzando lentamente -con un retraso de 8 y 2 puntos en soja y maíz- agravado por los daños que causó el Huracán Katrina en el transporte interno y funcionamiento de los puertos del Golfo de México. Las posibilidades de subas internacionales están ligadas a las compras de los fondos, al ritmo de la cosecha y a los negocios que logre Estados Unidos con el exterior.

En el mercado interno la situación es distinta, ya que los precios se han mantenido muy firmes fren

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota