Internacional: Negociaciones estancadas.

Fracasó un nuevo intento por lograr la liberalización del comercio agrícola mundial

15deOctubrede2005a las08:12

Ginebra.- Fracasaron nuevamente en la Organización Mundial del Comercio (OMC) las negociaciones tendientes a lograr una liberalización del comercio mundial en agricultura. Los negociadores se separaron sin haber logrado los avances previstos en el capítulo agrícola al principio de la semana, pero acordaron darse una nueva oportunidad la próxima semana para salvar su cita en Hong Kong dentro de dos meses.

La semana última cada uno de los grandes protagonistas de esta negociación, como la Unión Europea y EE.UU., más los reunidos en el Grupo de los Diez (G-10) o países industrializados e importadores netos de productos agrícolas y el de los Veinte (G-20) o economías en desarrollo, puso sobre la mesa sus propuestas sin que ninguna les convenciera. "No lo vamos a dejar. Tenemos que seguir luchando por una conclusión exitosa de la Ronda de Doha porque ello es importante para Estados Unidos y para la economía global", afirmó el Representante de Comercio de EE.UU., Rob Portman.

No obstante, Portman dijo sentirse "decepcionado" porque no vio progresos en acceso a los mercados", al término de tres días de intensas reuniones en las ciudades suizas de Zurich y Ginebra.

Los 148 países de la OMC se reunirán del 13 al 18 de diciembre en Hong Kong para perfilar las modalidades de la liberalización del comercio mundial en agricultura, servicios, acceso a mercados para productos industrializados y desarrollo, entre otros, tal como mandó la Ronda del Desarrollo de Doha (2001).

Los trece países comunitarios, como España, Francia o Italia, pidieron a los dos comisarios que no se salgan del mandato y no hagan concesiones que vayan más allá de las previstas en la Política Agrícola Común (PAC).

En ese sentido, la ministra francesa de Comercio, Christine Lagarde, presente también en Ginebra, criticó la propuesta hecha por la UE a la OMC para limitar a unos 160 el número de productos agrícolas sensibles que podrían caer bajo el apartado de los que pueden recibir mayor protección en las fronteras y para los que las rebajas arancelarias serían inferiores.

Lagarde también dijo que el comisario de Comercio, Peter Mandelson, había ofrecido reservar esa categoría, que se considera más vulnerable a la competición extranjera, a sólo el 8 por ciento de los casi 2000 productos agrícolas registrados en esa categoría en la OMC.

Por su parte, el ministro de Economía suizo, Joseph Deiss, en nombre del G-10, señaló en conferencia de prensa que los recortes arancelarios propuestos por Estados Unidos "no son aceptables".

Consideró además que la propuesta de Washington en cuanto a acceso a los mercados era "excesiva" y había "sobrepasado las líneas rojas".

La Argentina también estuvo presente en la reunión ministerial del G-20 realizada el miércoles pasado. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya) de la Nación reclamó un recorte de los subsidios a la producción, así como un acceso efectivo al mercado de los países desarrollados.

Propuesta insuficiente

La delegación argentina, que estuvo integrada por el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, Alfredo Chiaradía, y el subsecretario de Política Agropecuaria y Alimentos de la Sagpya, Claudio Sabsay, consideró positiva la propuesta de EE.UU. aunque insuficiente, ya que no disminuye el nivel de subsidios internos a la agricultura.

"Con estos porcentajes de reducción, el total de los subsidios que podría otorgar la Unión Europea, caerían a 22.600 millones de dólares, mientras que los de EE.UU. se reducirían a 11.150 millones", afirmó Sabsay.

Casi todos los países en vías de desarrollo, salvo un pequeño número del Africa subsahariano, saldrían ganando si se lograra finalmente la liberalizaci

Temas en esta nota