Puerto Rosario presentó su plan de obras.

También firmó el convenio con Enarsa para instalar una planta de distribución de combustibles en la terminal.

Por
15deOctubrede2005a las08:40

Terminal Puerto Rosario presentó ayer la segunda etapa de obras de un plan de inversiones que tiene previsto finalizar en 2012. También se oficializó la firma del convenio marco con la petrolera estatal Enarsa para la instalación de una planta mayorista de distribución de combustibles para camiones y buques.

La concesionaria inauguró ayer tres nuevas celdas ubicadas en la zona denominada Terminal 2, localizadas a escasos metros del muelle y destinadas a incrementar el volumen de almacenaje de azúcar cruda dentro del área portuaria. La segunda etapa prevé un galpón para depósito de mercadería en general y otra celda para acopio de cereales y subproductos.

El futuro galpón será de 90 metros de largo y 30 metros de ancho y estará localizado en Terminal 2. En tanto, la celda para acopio tendrá unas dimensiones de 180 metros de largo por 46 metros de ancho, a la cual se sumarán las dos celdas ya existentes, que totalizarán una capacidad de almacenaje de 110 mil toneladas. La construcción de esta obra se realizará en zona de Terminal 1.

Al paquete de nuevas obras también se sumó el proyecto de la zona de actividades logísticas, que será una dock para descarga de ferrocarril, un área de distribución de 137 mil metros cuadrados y la designación de 33 metros cuadrados para el almacenaje de contenedores vacíos.

La realización de este proyecto comenzará con la construcción de una celda para almacenamiento y clasificación de 150 mil toneladas de capacidad.

La firma del convenio con Enarsa se hizo justamente dentro de una de las flamantes celdas, donde estuvieron alrededor de 300 personas entre funcionarios de distintos niveles de gobierno y empresarios, coronada con un cóctel y música.

Frente a esta tribuna, el presidente de Puerto Rosario, Guillermo Salazar Boero, aprovechó para recordar que hace tres años, cuando tomaron la concesión de la terminal, había "conflictos gremiales, falta de carga y de inversiones", mientras que hoy, además de un plan de negocios "existe confianza, seguridad y los servicios que necesita todo cliente".

El convenio marco con Enarsa prevé en un área de dos hectáreas la instalación de una planta que proveerá combustibles a buques en el muelle y podrá atender a los más de 500 camiones que ingresan diariamente a las terminales portuarias.

La inversión rondará 1,5 millón de pesos y se estima que la ejecución de las obras demandarán 120 días.

El directivo de Enarsa, Ezequiel Espinosa, señaló que "esto marca una nueva pauta de como apoyar al país" y adelantó: "Esperamos que dentro de poco tengamos que decir que tenemos que agrandar las instalaciones de Enarsa" en Rosario.

A su turno, el titular del Enapro, Juan Venesia, aseguró que la intención es convertir a Rosario "en el centro logístico del Mercosur". En tanto, el intendente, Miguel Lifschitz, remarcó que "la actividad logística es la fórmula para sumar, con servicios, valor agregado".

Por otra parte, las tres nuevas celdas (denominadas "M", "N" y "O") servirán para el almacenaje de azúcar cruda. En el caso de la celda "M" está construída en el predio Terminal 2 Sur y mide 140 metros de largo por 40 de ancho, que tendrá una capacidad de almacenaje de 45 mil toneladas.

La celda "N", construída en Terminal 2 Norte, tiene medidas y capacidad de almacenaje similares a la "M". En tanto, la celda "O", ubicada en Terminal 2 Sur, tiene unas dimensiones de 100 metros de largo por 40 de ancho y una capacidad de almacenaje de 30 mil toneladas.

Temas en esta nota