Futuro incierto para el girasol.

Se incrementó la producción en Rusia y Ucrania...

Por
22deOctubrede2005a las07:39

El cultivo de girasol ha ido ganando terreno en estos últimos años como consecuencia de la mejora en el precio mundial de los aceites vegetales. El fracaso de la cosecha 2003/2004 de los dos principales países productores, Rusia y Ucrania, provocó una fuerte suba en el valor del aceite en Rotterdam.

El precio máximo de aceite de girasol se alcanzó a mediados de marzo de 2005, llegando a los US$ 740 por tonelada CIF Rotterdam. En ese momento, el valor FOB puertos argentinos del aceite se cotizaba a US$ 640. Este fue el principal factor que influyó en la tendencia sostenida a firme que tuvo el mercado de girasol durante casi todo 2005.

De hecho, el girasol fue el único producto que mantuvo un precio con alta estabilidad durante la actual campaña sin grandes oscilaciones y con una demanda muy firme por parte de la industria aceitera. Ahora vemos que el escenario es sustancialmente distinto al ajustado balance de oferta y demanda del año anterior.

El mayor productor

Rusia, primer país productor del mundo, ha sembrado una superficie récord que supera los 5 millones de hectáreas, con una producción de 5,2 millones de toneladas, contra los 4,7 mill./t de la campaña anterior. Ucrania, segundo productor mundial, sembró 3,5 millones de hectáreas, apenas 100.000 hectáreas por arriba de la superficie del ciclo 2004/2005.

Sin embargo, la producción de girasol de Ucrania tendrá un aumento de 1 mill./t, llegando al récord de 4 mill./t, recuperando los malos rindes alcanzados en la cosecha previa, cuando su producción fue de 3 mill./t. Entre Rusia y Ucrania la producción de girasol aumenta 1,5 mill./t, cifra que equivale a más de 700.000 toneladas de aceite de girasol.

Este es, entonces, el principal factor bajista para el mercado que, de hecho, ya produjo el retroceso en el valor del aceite de girasol.

Hoy los precios CIF Rotterdam del aceite crudo llegan a US$ 630 por tonelada para embarque enero 2006 y el valor FOB puertos argentinos se está cotizando a US$ 530. En el análisis año contra año el precio del aceite de girasol en el mercado mundial cayó US$ 110, baja que se trasladó en forma lineal al valor del aceite de exportación de la Argentina.

Mientras tanto, el precio del girasol en el mercado disponible no estuvo ajeno a la baja internacional del aceite. Si analizamos el valor en marzo de 2005 vemos que llegó a US$ 195 por tonelada y que hoy la posición marzo 2006 se está cotizando a US$ 175.

El mercado ya absorbió una caída de US$ 20 por tonelada, mientras que la caída teórica por la baja en el precio del aceite debería haber sido de US$ 30. No se ha producido una mayor baja del mercado local por la incertidumbre climática en las provincias del Norte, donde ya se habrían producidos pérdidas en más de 200.000 hectáreas. Esto recorta, entonces, la oferta de girasol temprano que las aceiteras pensaban que podrían disponer y, por ese motivo, se ha mantenido sostenido el precio del girasol disponible y futuro.

Sin embargo, esta semana asistimos a un quiebre en los precios locales con bajas en todas las posiciones. Difícil de predecir qué factor tendrá más peso: la mayor cosecha del hemisferio Norte o las potenciales pérdidas en la producción argentina, donde aún no ha terminado de sembrarse.

Por este motivo tendremos un mercado muy volátil y errático que se podrá reflejar en las pantallas del Mercado a Término, conforme avancen los pronósticos y las realidades climáticas en las próximas semanas.

Por Pablo Adreani

Para LA NACION

 

 

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota