Proyectan fabricar fertilizante líquido

Se destinarían US$ 60 millones

Por
01deNoviembrede2005a las08:19

La empresa Profertil analiza la puesta en marcha de una inversión por 60 millones de dólares para fabricar fertilizantes líquidos en el país a partir de 2007.

En un comunicado, la empresa, que forman Repsol YPF y la firma canadiense Agrium, anunció que a partir de 2006 comercializará UAN (fertilizante nitrogenado líquido), que actualmente se importa, y al año siguiente lo fabricará en la Argentina.

Según informó a LA NACION el gerente general de Profértil, Antonio Allegretta, aún no está decidida la localización de la futura planta. Las alternativas en estudio van desde la ampliación de las instalaciones que posee la empresa en Bahía Blanca, donde produce urea granulada, hasta la elección de una localidad del norte de Buenos Aires o del sur de Santa Fe. En un radio de 500 kilómetros de esta última zona sale el mayor volumen de producción de granos del país y está radicado el principal complejo portuario para el agro, con plantas procesadoras de aceites y harinas proteicas.

"Nuestra misión es ser líderes en producción y comercialización de fertilizantes nitrogenados en la Argentina", destacó Allegretta.

Los principales fertilizantes utilizados en el agro son los nitrogenados (gas natural y amoníaco), que permiten aumentar los rendimientos de los cultivos y reponer los nutrientes que se le extraen al suelo. Según diversas estimaciones privadas, la cosecha podría crecer de los actuales 83 millones de toneladas a 100 millones en 2010. Este incremento implicaría duplicar el actual consumo anual de fertilizantes, estimado en 2,5 millones de toneladas, en los cinco años.

Sobre la base de esa perspectiva fueron anunciados diferentes proyectos para fabricar fertilizantes en el país. Cargill y Bunge, las dos principales compañías de comercializadoras de granos en el nivel mundial, anunciaron recientemente que comenzarán a elaborar superfosfato simple en la Argentina. Cargill, por su controlante Mosaic, en Puerto General San Martín, Santa Fe. Y Bunge, en Ramallo, provincia de Buenos Aires.

Negocio

Las empresas proveedoras de insumos procuran que los productores reconozcan a los fertilizantes como una inversión y no como un gasto para sus cultivos. Según cálculos de las propias compañías, por cada dólar invertido el retorno es de 1,8 a 2,2 dólares.

Sin embargo, algunos productores argumentan que el costo de los fertilizantes es elevado. Y cuestionan a Profértil porque, a pesar de que fabrica la urea granulada en el país, el valor no es más bajo que el producto importado. La compañía, en cambio, sostiene que el precio surge del mercado internacional, que padece los altos precios del petróleo y del gas.

"La urea granulada sigue siendo el fertilizante más requerido, no sólo en la Argentina, sino en el nivel mundial", explicó Allegretta. "Pero dentro de los nitrogenados, el líquido, como el UAN, también se está presentando como una opción para determinados casos, en función del tipo de cultivo o la zona geográfica", añadió.

El proyecto de la compañía es fabricar al año unas 500.000 toneladas de UAN, que se elabora a partir de la urea y el amoníaco. "Para alcanzar esa producción de fertilizante líquido, será necesario utilizar unas 180.000 toneladas de urea sin granular, así como agregar valor al procesar 80 o 90.000 toneladas de amoníaco", indicó el gerente de la compañía.

Con la nueva planta, la empresa estima que podría ser satisfecha toda la demanda nacional y sustituir importaciones por un valor cercano a los 100 millones de dólares. El mercado actual está estimado en unas 450.000 toneladas anuales.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota