Rechazo generalizado a la propuesta agrícola de Europa

La mayoría de los países de la Organización Mundial del Comercio creen que la oferta de la Unión Europea para reducir los aranceles es escasa

01deNoviembrede2005a las08:27

La mayoría de los países de la Organización Mundial de Comercio (OMC) consideraron que la oferta presentada por la Unión Europea (UE) para mejorar el acceso a los mercados agrícolas es insuficiente.

La UE presentó ante los 148 países miembros de la OMC, en Ginebra, sus propuestas para hacer avanzar las negociaciones para la liberalización del comercio mundial y que según Bruselas "va más lejos de lo que Europa ha ido antes", con un recorte medio de aranceles agrícolas del 46 por ciento.

La oferta incluye recortes en esos aranceles que van del 60 al 35 por ciento, además de que propone reducir el 70 por ciento las subvenciones agrícolas que causan distorsión e incluye nuevas propuestas sobre trato a productos sensibles.

La oferta comunitaria está "estrictamente condicionada", según Bruselas, a una "mayor clarificación de otros países desarrollados sobre la eliminación de sus formas de apoyo a la exportación".

Sin embargo, una mayoría de países la rechazó y la consideró no adecuada para la recta final de las negociaciones, que tienen en el horizonte la conferencia ministerial de la OMC en Hong Kong, del 13 al 18 de diciembre próximos.

"Ha sido un coro de quejas contra la UE", dijeron a EFE fuentes diplomáticas latinoamericanas, que consideraron que la iniciativa de Bruselas "es una propuesta típica de inicio de negociaciones".

Las mismas fuentes añadieron que la oferta comunitaria llega "cuando los demás estamos tratando de revivir las conversaciones y la UE viene con esta propuesta desequilibrada ahora".

Por su parte, los países del Grupo de Cairns expresaron también su "decepción" por la propuesta de la UE y subrayaron que los comunitarios "han decidido no aprovechar la oportunidad".

"Como consecuencia, no estamos todavía en la etapa final de la negociación", según el comunicado de ese grupo de países exportadores agrícolas, que también indican que la iniciativa de la UE "no supera el modesto nivel de ambición de la Ronda Uruguay".

"La oferta de las Comunidades Europeas es mucho más reducida que las de Estados Unidos y el Grupo de los Veinte, y los recortes propuestos no son suficientemente significativos como para permitir mejoras en el comercio".

Estos países insistieron en que el mandato de la Ronda de Doha es claro y que se deben "lograr mejoras reales en el acceso a los mercados" para los productos sensibles.

Al grupo de Cairns pertenecen Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Paraguay, Filipinas, Sudáfrica, Tailandia, Uruguay y Australia.

Las delegaciones "son completamente irrealistas. Piden la luna", declaró a la prensa el portavoz de la Comisión Europea en Ginebra, Fabien Delcros.

Añadió que "lo que deberían hacer es una contribución más positiva no solo en acceso a mercados, sino también en los servicios o en el acceso a los mercados para productos industriales".

Los países intentarán desbloquear esta situación durante las consultas intensivas que tendrán a lo largo de esta semana en Ginebra, así como en una reunión de los representantes de la Unión Europea, los EE.UU., Brasil, la India y Australia el próximo 7 de noviembre en Londres.

Al día siguiente, según diversas fuentes diplomáticas, podría reunirse en Ginebra el comité de negociaciones comerciales de la OMC.

Por su parte, los países del Grupo de los Diez (G-10), que reúne a países ricos e importadores netos de productos agrícolas, indicaron que la propuesta comunitaria "es un paso útil, pero está hecha a su medida y no refleja los intereses" del G-10, dijo en su nombre el representante de Suiza.

El presidente del Comité de Agricultura, el embajador

Temas en esta nota