Bunge mudaría aquí operaciones de Brasil.

La filial local de Bunge, la mayor empresa procesadora de granos oleaginosos del mundo...

Por
02deNoviembrede2005a las07:56

La filial local de Bunge, la mayor empresa procesadora de granos oleaginosos del mundo, confirmó ayer que la compañía analiza reemplazar con la molienda de soja en la Argentina el probable cierre de dos de las 12 plantas que tiene en Brasil, lo que ocurriría debido a que los mayores costos y la apreciación del real están tornando menos competitivo el negocio en ese país.

"El mercado se abastecería más con la Argentina que desde ese país; tomaríamos los clientes desde acá", comentó a LA NACION Raúl Padilla, presidente de Bunge Argentina.

El cambio que evalúa realizar la compañía no significaría trasladar físicamente parte de las plantas ni tampoco la mercadería. "Se transferiría producción moliendo más en el país que hoy es más competitivo", explicaron en la empresa.

Anteayer, representantes de la empresa en Brasil habían deslizado la posibilidad de que los inconvenientes en ese país la obligaran a mover parte de sus operaciones hacia la Argentina.

En la actualidad, la filial local, posicionada como la segunda firma exportadora de granos y subproductos detrás de Cargill, posee cuatro plantas y muele 22.000 toneladas de soja por día. La empresa ya incrementó este año un 25% su producción en el país. Mientras tanto, en Brasil muele aproximadamente entre 13 y 15 millones de toneladas de poroto de soja cada campaña.

Si bien la firma desviaría a la Argentina la demanda que hoy atiende desde las plantas que cerrarían sus puertas, aún no está claro el volumen de producción que podría reemplazar aquí. "No está definido cuánto se podría abastecer desde acá; no obstante, hay plantas que podrían tomar la capacidad [que hay en Brasil]", indicó Padilla.

Inversiones

Por otra parte, el grupo Bunge y Aceitera General Deheza (AGD), que controlan Terminal 6, el mayor complejo aceitero de Puerto San Martín, ubicado en el Gran Rosario, invertirán el próximo año 11 millones de dólares para ampliar la capacidad de descarga ferroviaria, la celda de harina y construir una nueva celda para semillas.

Temas en esta nota