Comenzó la restricción oficial para faenar terneros.

La nueva escala fijada para los vacunos destinados a faena entró ayer en vigencia...

Por
02deNoviembrede2005a las08:59

La nueva escala fijada para los vacunos destinados a faena entró ayer en vigencia, con la prohibición de faenar teneros con un peso inferior a 260 kilos. Esta medida tomada por el gobierno puede significar el aumento de la carne, ya que la demanda se mantiene en forma sostenida y la oferta sufrirá recortes.

La medida gubernamental, anunciada el 24 de agosto pasado, determinará la gradual salida del mercado de la venta de carne de ternera, ya que elevará -en una primera etapa- a 260 kilogramos el eso mínimo de los animales destinados a faena, por encima de los 210 kilogramos con que llegaban actualmente al matadero.

Ante la posible presión sobre los precios a causa de la reducción de los ingresos de animales de bajo peso, el gobierno dispondrá un control especial a partir de las próximas horas tanto en el Mercado de Hacienda de Liniers, como en la entrega de los documentos que autorizan el transporte de ganado en pie.

La semana pasada, en Liniers se registraron mejoras de alrededor del 4% en los valores de novillos, novillitos y vaquillonas, mientras que los precios de los terneros cayeron en una proporción similar ante la inminente puesta en marcha de la medida. En Rosario se prevén aumentos graduales, pero José García, titular de la Sociedad de Carniceros aconsejó "ser cautos y esperar el desarrollo del mercado".

El dirigente sostiene que "no se puede sustituir la falta de cabezas de ganado con kilos (menos vacas pero más gordas), por que el stock final no cambia, es de cerca de 55 millones de cabezas de ganado desde hace unos diez años", aseguró.

García acotó que "no es una buena época para tomar esta medida por que en noviembre y diciembre siempre hay una mayor demanda y, por razones estacionales, cae la oferta" y arriesgó que "es posible que se produzcan aumentos, pero hay que ser cautos" y aseguró que " todavía no se registraron en los mostradores grandes aumentos". Por su parte, los industriales frigoríficos ratificaron la vigencia del acuerdo para mantener sin aumentos los precios de venta al público.

Temas en esta nota