La sequía golpea al ganado en Chaco

En el centro-oeste de la provincia ya murieron unos 1000 animales y podrían ser 2500 si no llueve

07deNoviembrede2005a las08:44

Se trata de la falta de agua más grave de los últimos 80 años

En la región más afectada ya no queda nada de pasto para los animales

PAMPA DEL INFIERNO, Chaco.- La región centro-oeste chaqueña está siendo azotada por una intensa sequía, la mayor en los últimos 80 años. Lo sembrado, casi en su totalidad, fue afectado por la falta de agua y por el gran calor reinante, pero la ganadería está siendo la más perjudicada por este flagelo, ya que, según datos de los productores, murieron 1000 animales y podrían llegar a ser 2500 si no llueve.

Hace más de seis meses que no llueve y los reservorios están secos. Ya no queda nada de pasto para el ganado y la muerte de animales está creando un marco de gravedad sin atenuantes en la zona de Concepción del Bermejo, Pampa del Infierno, Los Frentones y Río Muerto. Al igual que en los parajes de Pampa Guanaco, la Ralera, Pampa Pereyra y otros.

Los establecimientos ganaderos están sufriendo las graves consecuencias de este estrés hídrico. Por ejemplo, 80 vacas (madres y terneras) muertas en la estancia Fortín Esperanza, de Walter Zabaleta. Otros de los damnificados son Hugo Cura, Isaac Leventre; los hermanos Yacuboswski, Oscar Peralta (90 vacas) de Pampa Guanaco, al sur de Pampa del Infierno, y Antonio Selinger, en la zona de Río Muerto. Así sucesivamente en varios establecimientos ganaderos en los cuales se repite este cuadro desolador.

El presidente de la Sociedad Rural de Almirante Brown, Sebastián De Arriortua, dijo que la situación es "extremadamente crítica, ya que hace años que no se registraba tal mortandad de vacas madres, y los productores, más allá del esfuerzo y la dedicación al trabajo rural, no cuentan con pasto ni agua".

"Hasta acá llegamos, pero la situación nos ha desbordado, y de llegar algún tipo de crédito para agua y comida estaríamos dispuestos a dar una mano en la instrumentación y coordinación de la ayuda como ente que agrupa a los productores ganaderos", dijo el ruralista.

Isaac Leventre es un productor que hace 54 años apuesta por el campo y no recuerda haber vivido una seca tan prolongada: "No hay pasto; es un desastre todo esto. En nuestro campo tenemos más de 1000 cabezas, pero han muerto más de 100. De seguir así, la muerte continuaría", opinó don Leventre.

En el campo de Walter Zabaleta hay amargura y los peones certifican que "murieron más de 80 vacas madres y el campo está sin pasto para las otras vacas", dicen, al señalar vacas muertas tiradas por todo el campo.

Situación crítica

El delegado de la Dirección de Agencias del Ministerio de la Producción, doctor Enrique Allende, juntamente con miembros de la Sociedad Rural Almirante Brown han elaborado un informe de la situación ganadera en la zona; destacándose de manera aproximada el siguiente cuadro: "Existen en la zona de influencia de la zona de Pampa del Infierno 750 productores con un total de 350 establecimientos ganaderos".

Con la creciente sequía se ha puesto de manifiesto que existen 200 productores sin la posibilidad de autofinanciarse en cuanto a compra de pastura y abastecimiento de agua. Se observaron además más de 25.000 animales en situación crítica de alimentación y se teme por su muerte de no mejorar la situación.

"Existen 30 establecimientos con una necesidad urgente de agua, por lo que se contempla paliar la situación de contar con 375 toneladas de alfalfa para atender a 25.000 cabezas a razón de 15 kilogramos de alfalfa por día y por cabeza", dijo Allende.

En cuanto a los tanques de agua para el acarreo del líquido hasta el rodeo mismo se necesitarían 3 tanques horizontales de 6800 cada uno y tres tanques horizontales de 3000 litros cada uno.

"De conseguirse estos elementos necesarios como para hacer frente a este flagelo, los mismos serían adm

Temas en esta nota