El Central compró ayer US$ 75,7 millones para sostener el dólar

Otra fuerte intervención en la plaza cambiaria

Por
09deNoviembrede2005a las08:17

Sin embargo, la cotización mayorista volvió a caer y lleva ocho jornadas en baja

El Banco Central (BCRA) jugó fuerte para intentar contrarrestar la tendencia bajista que exhibe la cotización del dólar después del pico alcista que lo llevó a negociarse a $ 3,03 en la última parte de octubre.

Ayer compró US$ 75,7 millones, el mayor monto de las últimas 14 ruedas, para sostener su precio a $ 2,99 en el nivel minorista, aunque no pudo evitar que la cotización mayorista retrocediera por octava rueda consecutiva para terminar en $ 2,964 (perdió otras nueve milésimas de peso), un valor que -de sostenerse en las próximas jornadas- causaría un reacomodamiento bajista del precio hoy vigente en las pizarras al público.

La reaparición del BCRA como mayor demandante de divisas, algo que desde la entidad justifican por la decisión de acumular reservas para enfrentar eventuales volatilidades futuras, es interpretada por los cambistas como un síntoma de la normalización de la plaza cambiaria después del signo alcista que la caracterizó durante octubre y que fue a contramano de lo sucedido en los últimos dos años.

En un contexto de revalorización de las monedas regionales frente al dólar (reflejado en los máximos que alcanzaron en las últimas horas el real y el peso uruguayo), los analistas descontaban que el objetivo oficial de mantener el tipo de cambio en torno de $ 3 se iba a complicar si las intervenciones no se intensificaban.

Lo ocurrido desde el jueves pasado (momento en que el BCRA volvió a adquirir dólares tras seis jornadas de abstinencia) les dio la razón, ya que desde entonces las compras fueron creciendo hasta llegar a los US$ 75,7 millones de ayer, un monto que por sí solo supera en un 75% lo acumulado por la entidad monetaria desde el 19 del mes pasado. "Hay coincidencia en que el Central no dejará caer demasiado al dólar, así que lo que se espera es verlo muy activo nuevamente de aquí y hasta fines de año, porque en ese lapso, además, suele incrementarse la liquidación de divisas por parte de los exportadores", indicó un experimentado operador.

Sin sorpresas

En este sentido, la jornada no deparó sorpresas respecto de las anteriores, con la tendencia vendedora continuamente presionando a la baja en los precios del dólar y estimulando una fuerte intervención del BCRA.

Sin embargo, esa dinámica del mercado (y la respuesta del Gobierno) preocupa a muchos analistas porque el BCRA cuando compra dólares inyecta pesos (aunque una parte esteriliza), algo que se juzga inconveniente cuando la tasa de crecimiento del circulante (26%) en lo que va del año triplica la que registra la expansión de la economía y la estructura de precios se encuentra sensibilizada.

"Con el sostenimiento del dólar en niveles elevados, el Central no muestra una actitud antiinflacionaria, más aún cuando entre los principales países de la región la tendencia apunta a que las monedas se aprecien frente al dólar y ayuda a que las expectativas en torno de la suba de precios crezcan", señaló la consultora Abeceb.com.

Ayer, en Uruguay, el peso cerró estable frente al dólar a $ 23,20, su nivel más alto desde agosto de 2002, con lo que mantiene una recuperación de un 13,7% frente a esa divisa en lo que va de 2005. Y en Brasil, la cotización del dólar cayó por debajo de 2,20 reales (cerró a 2,195) para negociarse al menor precio desde el 19 de abril de 2001 y acumular una baja de un 20% en el año.

En ambos casos, el ajuste de esas monedas puede extrapolarse frente al peso argentino (que se mantuvo estable en el año frente al dólar), con lo cual quienes estén pensando en veranear en esos países tendrán que considerar que enfrentarán un alza en sus gastos proporcional a la revalorización de esas monedas, como mínimo.

Javier Blanco

Temas en esta nota