Toda la potencia del agro europeo.

En Hannover, 1437 empresas presentan durante una semana sus innovaciones y productos a más de 200.000 agricultores, ganaderos y empresarios de todos los rincones del Viejo Continente...

12deNoviembrede2005a las08:06

Hannover, Alemania.- Debe de haber pocos lugares mejores que Agritechnica, la exposición de maquinaria agrícola más grande del mundo que se realiza cada dos años en Hannover, para tomar la temperatura del agro europeo.

Las tendencias y los humores del momento se pueden percibir durante esta particular semana donde 1437 empresas presentan sus innovaciones y productos a más de 200.000 agricultores, ganaderos y empresarios provenientes de la Europa occidental, central y oriental, tal como aquí les gusta denominarla.

Los temores a la liberalización y apertura de su mercado de 456 millones de consumidores, el más grande y de mayor poder de consumo, el escepticismo por la política común europea y de incorporación de nuevos miembros -una reciente encuesta revela que menos de la mitad de la población, el 47 por ciento, tiene una buena imagen de Unión Europea (UE)-, el alto precio del petróleo y los extremos cambios climáticos con secas e inundaciones nunca vistas en su continente, son sólo algunas de sus preocupaciones.

La fórmula europea que compraba a sus productores rurales la seguridad para siempre gracias a los subsidios comienza a ponerse en duda. Todas las publicaciones que circulan en esta exposición comienzan con editoriales que hablan de la situación de imprevisibilidad y cambios.

Desde Agritechnica, que abrió el domingo pasado y concluye hoy, la respuesta de los fabricantes de maquinaria agrícola a este escenario de cambios mundiales es redoblar la apuesta por la tecnología.

Lo hacen en las 31 hectáreas cubiertas por 18 pabellones de este predio de la forma más didáctica posible: casi todos los stands tienen pantallas planas con filmaciones de alta calidad de sus productos, simuladores, maquetas, partes de sus máquinas en las que presentan innovaciones presentadas de forma clara y sencilla, etcétera.

No es para menos porque el europeo, en especial el alemán, tiene en el fondo de su alma a un mecánico, por lo que aquí todos los vendedores rinden examen para explicar las ventajas de sus productos. Por algo las promotoras aquí no existen. Sólo técnicos.

Se presenta entonces la mecanización más absoluta de casi todas las labores del campo, pensando sobre todo en solucionarle la vida a ese productor europeo tradicional que se quedó solo en la granja, trabaja casi sin empleados y está viejo para andar corriendo todo el día.

Aquí nunca hubo tantos expositores (un 8% más que en la edición anterior), ni se presentaron nunca 300 innovaciones en los productos. La Argentina está presente con Industrias Pla SA, empresa de la localidad de Las Rosas, en la provincia de Santa Fe. En su stand se informó que realizó contactos para la venta de 20 pulverizadoras a Rusia.

Visto con ojos sudamericanos hay bastante de chiche y sofisticación en los nuevos productos, muchos de los cuales sólo podrían funcionar en el más perfecto de los asfaltos. Pero, por supuesto, aunque es considerable la oferta para las explotaciones-jardín por ser un mercado muy importante en Europa, también se presentan soluciones para trabajar eficientemente las grandes extensiones. Todos los fabricantes, los grandes y los chicos, corren bajo la consigna universal de tener las máquinas más rápidas, más potentes, más eficientes, más confortables, más económicas, más fáciles, lo que parece, gracias a la tecnología, no tener límites.

En 1900 se necesitaban 480 horas de trabajo para una hectárea de cereales, en 1950 se necesitaban 180 horas, en la actualidad se calculan diez horas. La productividad laboral se multiplicó 500 veces.

Características

Las características generales en maquinaria que se presentan en la muestra se pueden resu

Temas en esta nota