Afirman que el peso está subvaluado 22%

La moneda se revaluó en el mes el 1,3% frente al dólar, tras cerrar ayer a $ 2,98 la cotización minorista

Por
15deNoviembrede2005a las08:26

El Banco Central compró apenas US$ 3 millones y favoreció el ajuste visto en el precio al comenzar la semana

La corrección cambiaria se produciría en dos o tres años, por la inflación

El tipo de cambio real (TCR) se encuentra subvaluado un 22% respecto de su nivel de equilibrio de largo plazo, estimó el Banco Río en un reciente informe, aunque esa distorsión se corregiría en un par de años por efecto de la erosión inflacionaria.

De este cálculo se desprende que el valor nominal del dólar, que ayer cedió un centavo para quedar a $ 2,98 (una correción que favoreció el Banco Central con sus escasas compras), debería ubicarse en $ 2,30/2,40.

El informe de la entidad financiera defiende el derecho que el Gobierno tiene para definir su política cambiaria, pero intenta estimar el TCR de equilibrio tras definirlo como "aquel precio relativo entre los bienes transables y no transables de la economía que genera un equilibrio tanto interno como externo", adoptando una definición del economista chileno Sebastián Edwards en 1989.

El trabajo muestra que el TCR de la Argentina se ubica más cerca del que rige actualmente en Brasil o Uruguay, por citar algunos casos comparables, dos países vecinos que dejaron revaluar sus monedas un 20 y 13%, respectivamente, siguiendo la tendencia del mercado. Por el contrario, la Argentina optó por mantener subvaluada su moneda cuando privilegió la acumulación de reservas, una definición que llevó al Central a comprar más de US$ 8400 millones en lo que va del año para sostener el precio nominal entre $ 2,90 y $ 3 por unidad.

La estimación del Banco Río es que, en el caso argentino, la corrección en el TCR se dará de manera paulatina y por impacto de la inflación. "En períodos extensos, el TCR tiende a converger hacia su nivel de equilibrio, creemos algo que muy probablemente se dé vía incrementos en el nivel de precios", indicó el informe.

Al respecto, el informe señala que, si la inflación de 2006 fuera del 8,6% y el precio nominal del dólar se mantuviera en $ 2,97, la subvaluación del peso se recortaría del 22% medido a octubre pasado, al 11%. Pero si la inflación aumentara al 11%, la depreciación real del peso respecto del dólar quedaría recortada al 9 por ciento.

La misma proyección, aunque realizada con otros números que hacen que el ajuste sea más gradual, es reconocida por el Ministerio de Economía en sus trabajos sobre la sustentabilidad del pago de la deuda reestructurada.

El ejercicio realizado por el equipo de analistas del Banco Río parte de considerar que el Gobierno mantendrá su política cambiaria, caracterizada por sostener el valor nominal del dólar en la plaza local, algo que algunos comenzaron a dudar ayer cuando el BCRA compró apenas US$ 3 millones, con lo que favoreció la baja del precio minorista a $ 2,98 y la del mayorista a $ 2,965 (con una caída de tres milésimas de peso).

Sin embargo, la mayoría de los operadores creen apresurado interpretar la moderación que mostró el BCRA ayer como una señal a futuro y descuentan que la entidad seguirá activa para evitar oscilaciones importantes en el valor de la divisa. Presumen que se mantendrá el rango de precios actual, a menos que ocurra algún imponderable.

Otros operadores vincularon la menor actividad del BCRA con la baja verificada en las liquidaciones de los exportadores, lo que estaría marcando que la plaza opera bajo una menor presión vendedora.

Según informó ayer la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), el sector liquidó la semana pasada US$ 125,5 millones, un monto el 23,45% inferior al registrado durante la semana previa.

Temas en esta nota