El Mercosur cierra filas en materia agrícola ante la OMC

El Consejo Agropecuario del Sur definió una posición conjunta en materia de sanidad y negociaciones internacionales

Por
15deNoviembrede2005a las08:36

Durante la primera jornada de la VIII Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), realizada en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), los países del Mercosur ampliado debatieron planes regionales de sanidad y el posicionamiento zonal frente a la próxima reunión de la OMC en Hong Kong.

Así lo confirmaron funcionarios de la cartera agropecuaria nacional, quienes participaron del encuentro que finalizó en el fin del semana, durante el cual también se analizó la elaboración de un sistema de información sobre políticas, mercados y pronósticos de cosecha, así como el impulso necesario para promover la biotecnología y la agroenergía.

Además, desde la SAGPyA también se indicó que en el encuentro se evaluaron temas como el pago de regalías por el uso de la biotecnología moderna, en la que se consideró la posición argentina en el "caso Monsanto", además de la relación con los organismos de cooperación internacional.

Respecto a las problemáticas referidas a sanidad animal, se decidió impulsar la elaboración de sistemas de vigilancia que la fortalezcan en la región, buscando cambiar el concepto de "Cono Sur sin aftosa", por el de "carnes sanas desde el Cono Sur".

En ese sentido, el secretario de Agricultura Miguel Campos, remarcó la necesidad de luchar para eliminar el doble status que afecta la transparencia de las transacciones internacionales en materia de carnes.

Dijo, al respecto, que mientras por un lado se minimiza la importancia de enfermedades que afectan la salud humana como el "Mal de la Vaca Loca", por el otro se sobredimensionan las exigencias comerciales para enfermedades como la Fiebre Aftosa que no afecta a los humanos.

"Así, nivelan para abajo cuando se habla de BSE, y nos piden el cielo cuando hablan de aftosa", sostuvo Campos, una posición compartida por el CAS, que deja claro que la Fiebre Aftosa funciona, sobre todo, como una fuerte barrera pararancelaria.

Sobre este punto, y frente a los focos de aftosa detectados en Mato Grosso do Sul (Brasil), Campos propuso al CAS realizar un estudio de riesgo cuali-cuantitativo, similar al realizado en 1996 por la Argentina, que demuestre, desde lo científico-técnico, la baja probabilidad de contagio de aftosa por venta de carnes.

En cuanto a los parámetros para las negociaciones internacionales, sobre libre comercio, con vistas a la reunión de Hong Kong, el CAS resolvió apoyar fuertemente la propuesta del G-20, que defiende los intereses de un grupo de países en desarrollo productores de agroalimentos, ya que esa posición es una propuesta equilibrada entre las posiciones de los Estados Unidos y la Unión Europea.

Argentina también presentó, durante el encuentro, su postura respecto de la compleja situación generada por intentar cobrar regalías con retroactividad, sin haber sido patentadas en su momento, y haciendo un uso abusivo del alcance de la patente en terceros mercados.

Esta propuesta deja en claro la importancia estratégica que el negocio de semillas tiene para países como los que integran el CAS, que basan su exportación en los agroalimentos.

Sobre el tema, Campos dijo a la prensa que "el tema de las regalías va mucho más allá de considerar si la semilla es, o no, transgénica, porque el mejoramiento genético es un servicio, y como tal debe ser remunerado, pero el momento de cobrarlo es en la venta de la semilla y no en la comercialización del grano, o de sus derivados".

Temas en esta nota