Irse del organismo haría perder las reservas del Central

La periodista Ana Barón, de «Clarín», acaba de publicar una nota con fuentes en Washington verdaderamente valiosa.

Por
16deNoviembrede2005a las08:18

La periodista Ana Barón, de «Clarín», acaba de publicar una nota con fuentes en Washington verdaderamente valiosa. Muestra que para la Argentina es casi imposible retirarse del FMI, a riesgo de perder la mayor parte de las reservas (hoy en u$s 26.000 millones). Algo gravísimo porque, además, automáticamente la Argentina tendría que irse del Banco Mundial y limitaría mucho su posición en el BID para solicitar ayuda.

Inclusive, tendría riesgo de continuidad en otros organismos financieros internacionales, por caso Club de París, aún con deuda en default por parte del gobierno de Néstor Kirchner.

«Irse del Fondo», entonces, aislaría totalmente al país y suena más como una amenaza política que como una realidad posible.

Veamos, entonces, lo que informó Barón:

• Si la Argentina se desafilia del FMI deberá desafiliarse también del Banco Mundial por normas existentes. Además, se complicaría su situación en el BID. Analistas de Wall Street dijeron que esto sería muy negativo para las inversiones.

• Según Héctor Torres, representante argentino en el Fondo, «es importante que el FMI respete la autoría del programa económico».

• Roberto Lavagna reiteró que «no vamos a negociar si el FMI insiste en bajar el dólar y subir las tasas de interés».

• Cuando un país pide su desafiliación, el Fondo le da cinco años para pagar su deuda (que en el caso argentino suma casi u$s 10.000 millones).

• Un país no puede ser miembro del Banco Mundial si no es miembro del Fondo, a menos que su directorio apruebe una autorización especial.

• Esto significaría que tendría que pagarle u$s 7.000 millones al Banco Mundial de su propio bolsillo al irse, al mismo tiempo que se le cortaría el acceso a nuevos créditos de inversión.

• La Argentina podría seguir siendo miembro del BID, con acceso a préstamos de inversión. Pero difícilmente pueda acceder a los llamados «préstamos de ajuste», que son los que generalmente se utilizan para pagar vencimientos.

Temas en esta nota