La economía sigue creciendo a un ritmo superior al previsto

La actividad aumentó 9% en septiembre y la producción industrial avanzó 9,5% en octubre

18deNoviembrede2005a las08:17

Pasan los meses y los pronósticos de que la economía se irá desacelerando no se confirman. Por el contrario, la actividad aumentó en septiembre un 9% respecto del mismo mes del año anterior -con lo que se cumplieron 34 meses de crecimiento ininterrumpido-, mientras que la industria produjo en octubre un 9,5% más que en el mismo mes de 2004.

"Lo sorprendente no es la creciente demanda doméstica, sino que continúa siendo satisfecha por la producción local, cuando a estas alturas del ciclo económico se preveía que habría más importaciones, lo que hubiera limitado el crecimiento del PBI [producto bruto interno]", observó el economista jefe del banco JP Morgan para América latina, Vladimir Werning. El aumento de las compras externas, en cambio, está moderándose, y eso disminuye los riesgos de inflación, según Werning.

El estimador mensual de la actividad económica (EMAE), que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), creció en septiembre un 1,1% en relación con agosto y en los primeros nueve meses del año acumuló un incremento del 9 por ciento.

"La economía sigue a buen ritmo y el resultado es parte de la explicación de por qué la tasa de inflación no afloja", opinó el consultor Luis Secco. "Las mismas circunstancias que te hicieron crecer antes siguen: un mundo a toda orquesta, un clima favorable al consumo y política fiscal y monetaria expansivas. Pero ahora es más evidente que antes que la oferta no tiene más para dar y está en una zona roja", advirtió Secco.

En cambio, Juan Massot, investigador de la Universidad del Salvador, reconoció que "hay un factor de la demanda que contribuye a la inflación, pero eso es positivo, porque la economía creció un 30% en los últimos tres años". Massot prefiere la situación actual que un ajuste de precios por una recesión: "Por supuesto que hay sectores con problemas de oferta, pero tener un 12% anual de inflación y un 60% acumulado luego de una devaluación de 200% es la antesala del paraíso".

En tanto, la oferta de la industria por ahora crece fuerte. El estimador mensual industrial (EMI), del Indec, subió el mes pasado 0,7% respecto de septiembre y acumuló un alza de 7,6% en lo que va del año. Los sectores que más crecieron en octubre fueron el automotor (24,6%) y el de productos minerales no metálicos -sobre todo cemento y otros materiales para la construcción- (19,6%). También se expandieron a un ritmo de dos dígitos la industria alimentaria -en especial, pollos, aceites, azúcar y yerba mate- (11,4%), la de edición e impresión (12,6%) y la metalmecánica (12,6%). Por el contrario, se contrajeron los sectores de papel y cartón (-6,6%), refinación de petróleo (-2,7%), cigarrillos (-7,8%) y metales básicos -por el acero- (-4,8 por ciento).

Pese a la expansión industrial, sólo un 7,7% de los empresarios prevé un aumento de la dotación de personal en el presente mes, mientras que un 5,1% vaticina una reducción. Más compañías prefieren responder a la mayor demanda ampliando las horas trabajadas (12,1 por ciento).

La mayoría de los industriales descarta cambios en los ritmos de la demanda interna (62,%) o la exportación (68,4%). Un 35% espera un aumento de las ventas locales y un 23,7%, de las externas. Sólo un 2,5% es pesimista en el ámbito nacional y un 7,9%, en el exterior.

La mayor actividad manufacturera se combinó el mes pasado con un 73,5% de uso de la capacidad instalada, una cifra superior a la de octubre de 2004 (70,6%), pero inferior a la de septiembre último(74,6%). Esta disminución responde a que "hubo inversión en capital de trabajo [como ampliación de turnos] y en maquinaria", según Enrique Dentice, economista de la Universidad de San Martín.

Dos industrias trabajan por encima del 90% de su capacidad: la de metal

Temas en esta nota