El modelo neocelandés en el Foro Agroindustrial

El embajador neocelandés en la Argentina, Carl Worker, sostuvo que "la agroindustria puede ser el motor del desarrollo" de la Argentina, como lo fue en su país.

Por
24deNoviembrede2005a las08:32

El embajador neocelandés en la Argentina, Carl Worker, sostuvo que "la agroindustria puede ser el motor del desarrollo" de la Argentina, como lo fue en su país. Pero remarcó que para ello "los productores necesitan de una estabilidad macroeconómica y del cumplimiento de una normativa eficiente".

Worker disertó en el Foro de la Cadena Agroindustrial —la entidad integrada por todas las cámaras e instituciones representativas del sector—, que sesionó en la Bolsa de Comercio de Rosario. El embajador subrayó que "la contribución de la agroindustria al PBI subió desde el 14 por ciento en 1987 al 17 en la actualidad". Sus conceptos fueron recibidos con gran atención, ya que el Foro propone que la agroindustria cumpla el mismo papel en la Argentina.

El embajador del país oceánico, que exhibe un alto nivel de desarrollo social y bajísimo desempleo, destacó que "la cadena agroindustrial neocelandesa está muy orientada a los mercados internacionales", y precisó que "más del 90 por ciento de la producción se destina a la exportación, todo sin un peso de subsidio, en un mundo injusto para los productores neocelandeses que, igual que los argentinos, deben competir con subsidios en la mayor parte del mundo".

Puso de relieve que "con un producto bruto interno de 100 mil millones de dólares, Nueva Zelanda tiene una producción agroindustrial de 16.500 millones, que representa el 17 por ciento del PBI, y exporta 14.200 millones, es decir, el 65 por ciento de las ventas externas de bienes totales del país".

Al respecto, añadió que el país "produce 520 mil toneladas de carne ovina, de las cuales exporta 460 mil; y 700 mil toneladas de carne bovina, de las cuales 600 mil se destinan a mercados externos".

Temas en esta nota