Variada oferta para trigos de altos rindes.

Nidera Semillas realizó una reunión informativa en Chivilcoy, de la que participaron 150 personas, entre distribuidores y productores

26deNoviembrede2005a las07:43

Chivilcoy.- En una de sus habituales reuniones informativas a campo, la empresa Nidera Semillas reunió a 150 personas, entre distribuidores zonales y productores agropecuarios, para presentar variedades de trigos que están en el mercado "y los que están por venir" de altos rendimientos para esta zona del país, conocida como II Sur y que ocupa en el centro-norte de la provincia de Buenos Aires.

El encuentro se realizó en un campo propiedad de Vicente Riccio, ubicado en el kilómetro 187,500, de la ruta 51, en el partido de Chivilcoy. "Siempre recurrimos al apoyo de algún productor que tenga buena predisposición para realizar este tipo de ensayos", dijo a LA NACION Martín Descalzo, gerente de Marketing de la División Semillas de Nidera.

Desde fines de la década del ?90, esta empresa trabaja con la genética francesa que dieron lugar a las variedades Baguette, de grandes rendimientos.

En su país de origen estas variedades, que pueden llegar a rendir hasta 15.000 kilogramos por hectárea, necesitan estar en el campo hasta 13 meses. Acá fue necesario adaptarlas para acortar esos tiempos.

Dentro de las novedades, se observó el Baguette 19, que saldrá al mercado en la próxima campaña. "Es una variedad de ciclo intermedio, con la sanidad y calidad del B Premiun 13, pero con un mayor potencial de rendimiento y calidad industrial panadera, que en esta zona puede alcanzar los 6000 kilogramos por hectárea", explicó Descalzo.

Para la demostración se utilizaron varias parcelas de unos 150 metros de largo por diez de ancho donde los visitantes comprobaron la evolución de los cultivos.

Había allí trigos de la empresa convocante, pero también de otros semilleros "porque nosotros comparamos toda nuestra línea con lo que ofrece la competencia y de esa manera concluir cómo estamos ubicados en el mercado", señaló Claudio Pastor, del Servicio Técnico de la empresa y que tuvo a su cargo la explicación durante la recorrida.

Señaló que, por ejemplo, en este campo se están cultivando variedades que se desarrollan muy bien en esta zona, como el B11, de ciclo largo intermedio, que fue la novedad de esta campaña con un gran volumen de ventas. Esta semilla reemplazó al precursor B10 (intermedio), mejorando en calidad, sanidad y buen rendimiento. También había parcelas con el citado B19 (intermedio) y el B13 (de ciclo intermedio corto), especialmente adaptados para esta región triguera.

"Todos estos son materiales que también se desarrollan muy bien en el sudeste bonaerense, conocido como Región IV, la principal zona triguera del país, en donde además crece muy bien la variedad B21 (de ciclo largo intermedio)", agregó el profesional.

Importancia de los ciclos

Descalzo explicó que los ciclos tienen relación directa con la zona en donde se desarrolla el cultivo y juegan con la variabilidad de fecha de siembra. No obstante, todos tienden a llegar muy parejos al momento de cosecha.

Así, en el sur de la provincia de Buenos Aires la tendencia es utilizar los ciclos largos, que agronómicamente son los ideales porque hay mayor potencialidad de aprovechamiento del ambiente.

Por ejemplo en la zona de Mar del Plata se implantan en mayo y se cosechan en diciembre. "Un caso en nuestra línea es la variedad B20, que tiene un ciclo bien largo que tiene la capacidad de utilizar el potencial ambiental de forma eficiente en esta zona (por el frío) y por ello no se la recomienda para otras regiones", agregó Descalzo.

A continuación se siembran los ciclos intermedios, que son los más difundidos en cuanto a su área de cultivo y al mercado. En líneas generales, en esta zona se implantan en junio y se cosechan a fines de noviembre y principios de diciembre.

Por último, los ciclos cort

Temas en esta nota