Preocupan limitaciones al trabajo de las cooperativas

No podrán actuar como empresas de provisión de servicios eventuales.

28deNoviembrede2005a las08:48

No podrán actuar como empresas de provisión de servicios eventuales. Aseguran que 10.000 trabajadores quedarían fuera del sistema. / Si algo faltaba en la ya complicada temporada frutícola era un cambio en las disposiciones que rigen para las cooperativas de trabajo.

Unas 10.000 personas de la región podrían quedar en la calle si el gobierno provincial no logra flexibilizar para la próxima temporada las nuevas reglamentaciones. Algunas empresas ya advirtieron que cerrarán sus puertas si las condiciones se mantienen tal como están.

Ello se debe a las últimas modificaciones de la Ley de Reforma Laboral que aplica restricciones a las cooperativas. El espíritu del texto indica que quien se encuentre trabajando más de seis meses en una firma de estas características deberá considerarse en relación de dependencia.

Esto cambia las condiciones laborales en la región. En la mayoría de los casos se trata de trabajadores temporarios y por ello los costos harían muy dificultoso para algunas firmas mantener sus puertas abiertas. No todos podrán “blanquear” a la gente que tienen a su cargo sólo por un par de meses de actividad, teniendo en cuenta la estacionalidad que presenta este trabajo.

La nueva reglamentación señala que los asociados a cooperativas de trabajo son empleados en relación de dependencia, de quien utilice sus servicios para su actividad principal. Es decir, se establece que las empresas que contraten a cooperativas de trabajo formales serían responsables solidarios por el pago de los aportes de las contribuciones de la seguridad social.

Abogados especialistas en el tema destacan que tanto la jurisprudencia como la doctrina mayoritaria, se han expedido contundentemente en la convicción de que el vínculo que une a los asociados con la cooperativa es de estricto carácter asociativo, descartándose toda connotación de relación de dependencia en el marco laboral. Por esto los asociados asumen el riesgo propio de la actividad encuadrándose a estos efectos –dentro del campo previsional– como trabajadores autónomos.

Se ha expresado que la reciente Ley de Empleo prohibió a las cooperativas y a sus asociados trabajar en terceras empresas y a su vez, que no pueden prestar servicios eventuales o de temporada, agregando además que con las cooperativas se evaden aportes previsionales y de seguridad social y salud. Esta última aseveración queda automáticamente desmentida y desechada por la Ley que encuadra a los asociados a cooperativas de trabajo como monotributistas y a las cooperativa que los nuclea, como agente de retención.

Pero nada de esto fue tenido en cuenta.El panorama es complicado. Y el gobierno rionegrino lo sabe.
El pasado martes se realizó una reunión en la secretaría de Fruticultura, en Allen, para tratar de acercar posiciones y encarar la problemática frente a Nación. “Pero no se llegó a ningún acuerdo”, se quejó un empresario regional

“Quedamos en ver todas las alternativas y analizarlas”, dijo Jorge Chiófalo, secretario de Fruticultura de Río Negro. El funcionario expresó que si bien es cierto que “hay que cumplir con la ley” si ahora se aplicara a rajatabla, “corremos serios riesgos de que quede mucha gente afuera del sistema”. Por eso, anticipó, se tratará de que Nación flexibilice las exigencias esta temporada para ir adaptando a las empresas poco a poco para la próxima.

El gremio defendió la nueva medida. “Es una mentira que mucha gente quedará en la calle” aseguró Julio Aliaga, titular del sindicato de la fruta

Se estima que en la región funcionan unas 50 cooperativas de trabajo y que alrededor de 10.000 personas dependen de estas fuentes laborales.

No es un tema menor. Muchos de estos trabajadores tienen alrededor de 40 años o más. En varios casos se trata de empac

Temas en esta nota