El clima determina la evolución del mercado.

Se espera un aumento del área destinada a la soja en Estados Unidos para el próximo año.

05deDiciembrede2005a las08:02

El clima en esta región del mundo definirá la marcha del mercado en el primer trimestre del año próximo. Si bien es cierto que la situación sudamericana ha mejorado en el curso de las últimas semanas, no podemos soslayar que aún resta un buen trecho hasta el momento de poder definir los rendimientos finales en esta región. El mercado ha venido sobreestimando recientemente el escenario productivo de esta parte del mundo y es probable que, de ahora en más, se muestre un poco más cauto en su valoración. De todos modos, el mercado percibe que la demanda para harina de soja y granos forrajeros no luce activa, fundamentalmente a partir de los problemas de gripe aviar en Asia. Esta circunstancia sigue presionando los precios y, como consecuencia de ello, los futuros cercanos de maíz en Chicago registraron las cotizaciones más bajas en cuatro años y medio. Otro fenómeno singular de la semana fue que las posiciones cercanas de avena en Chicago superaron a las de maíz por primera vez desde 2002.

La avena ha tenido una mejora muy importante en el curso de los últimos 20 días, a contramarcha de las cotizaciones de maíz y soja.

Algunos analistas señalan esta circunstancia como positiva en el mediano plazo, al indicar que este cultivo generalmente se anticipa ante la perspectiva de una mejora general del mercado de granos.

Circulaban rumores en esta semana de que algunos importadores de soja chinos comenzarían a disminuir e incluso suspender embarques pendientes ante la fuerte reducción de la demanda de harina, que ya afecta las cotizaciones en el mercado doméstico del principal demandante del mundo de soja. Los nuevos casos de gripe aviar impiden que la demanda se estimule y hasta el momento se ha reportado la matanza de 20 millones de aves. Aún bajo este mal escenario internacional, las bajas temperaturas reinantes en los EE.UU. estimularían un mayor uso doméstico de forrajes.

Las expectativas de la próxima campaña en los EE.UU. señalan un incremento del área a dedicar con oleaginosas en detrimento de los granos forrajeros, puesto que aquéllos han tenido un mejor comportamiento relativo que éstos en términos de precios. También hay que destacar que el aumento en los principales insumos relacionados con la energía van en detrimento de la siembra de maíz. Los pocos casos y el efectivo control de la roya asiática en los EE.UU. estimularán la siembra de soja. En este sentido, el economista de la Universidad de Illinois Darrel Good anticipa un área de siembra de soja para la campaña 2005/06 en los EE.UU. de 29,54 millones de hectáreas. Con un área de cosecha efectiva de 29,14 mill./has, y tomando un rendimiento de 2.858 kilos por ha, se podría llegar a obtener una cosecha final de 83,3 millones de toneladas, ligeramente superior a la obtenida en el ciclo recientemente finalizado.

El trigo de invierno en los EE.UU. ha sufrido un deterioro en sus condiciones por efecto del clima seco en las planicies centrales de ese país. Los cultivos «buenos a excelentes» totalizan 52%, tres puntos por debajo de lo informado la semana anterior, siendo los estados de Oklahoma y Texas los más afectados. ABARE reveló una estimación de trigo 2005/06 en Australia de 24,1 mill./tons, lo que representaría -en caso de confirmarse- un aumento de 18% con respecto a la campaña anterior. ABARE había proyectado en su última estimación una campaña de 19,7 millones de toneladas en el mes de setiembre. Localmente, la recolección de trigo alcanza ya, según el Departamento Estimaciones y Proyecciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires el 23,5% del área cosechable. Las cotizaciones de trigo en el MAT se recuperaron de las bajas de la semana anterior. Los precios para la entrega en el mes de enero del año próximo lograron una mejora de 3% en este período.

Por:

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota